SEAT Ateca

SEAT Ateca Smart City Car, con ayuda para encontrar aparcamiento

  1. SEAT Ateca
  2. Smart City

SEAT ha anunciado la presentación de un nuevo concept. No se trata de un prototipo como solemos entender, ya que este lanzamiento está basado en un modelo ya conocido, el recién estrenado SEAT Ateca, el nuevo SUV de la firma española. El concept se denomina SEAT Ateca Smart City Car, y como en muchas otras cosas, lo importante está en el interior. 

A estas alturas ya prácticamente todo el mundo conoce al Ateca, un SUV compacto construido por SEAT, con la misma plataforma modular MQB que utilizan numerosos modelos del Grupo VW como el Golf, el Tiguan, el Audi A3 o el Skoda Octavia. Pese a que llega tarde al segmento SUV, todo apunta a que será un auténtico éxito de ventas. 

La marca española ha anunciado que, en colaboración con la empresa barcelonesa de servicios telemáticos enfocados al automóvil CARNET se ha desarrollado una app que se podrá integrar en el sistema multimedia del vehículo con la que el Ateca ayudará a sus conductores a encontrar aparcamiento. 

Utilizando los sensores del vehículo, el sistema GPS y la aplicación, el coche es capaz de monitorizar los huecos libres que van quedando tanto en la vía pública como en los parking cerrados y vigilados, de forma que avisa al usuario de la existencia de huecos para aparcar para que sea mucho más fácil para el conductor. 

A diario se pierde una generosa cantidad de tiempo, sobre todo en las grandes ciudades, en encontrar aparcamiento en unos núcleos urbanos cada vez más saturados de vehículos. Gracias a esta aplicación, el Ateca facilitará la tarea, ofreciendo además datos adicionales como la distancia, el coste o la disponibilidad de huecos

Este modelo trabaja conjuntamente con la plataforma barcelonesa iCity, de la que utiliza los datos ofrecidos para mejorar la eficiencia en los trayectos de los conductores, de los que a día de hoy se calcula que el 30% del tráfico de las grandes ciudades implica la búsqueda de aparcamiento. 

Con aplicaciones de este tipo se garantizaría una mejor fluidez en la circulación, algo que redundaría también en menores niveles de contaminación, un tema que a día de hoy trae de cabeza a los dirigentes de los núcleos urbanos, que ven como cada vez con más frecuencia las ciudades más pobladas se encuentran bajo episodios de alerta por contaminación atmosférica.