Coche eléctrico

Toyota y Mazda anuncian un acuerdo de colaboración para vehículos eléctricos y conectados

  1. Coche eléctrico
  2. Coche autónomo
  3. Mazda

Dos de los fabricantes japoneses de automóviles más importantes, Toyota y Mazda, han anunciado un acuerdo mutuo de colaboración en el marco del desarrollo de vehículos eléctricos, así como en la profundización de las tecnologías de aplicación dentro de los vehículos conectados entre sí. 

Ambas marcas se han mostrado muy satisfechas con el acuerdo firmado, que asegura, en palabras de los fabricantes, "grandes beneficios para ambas a largo plazo". Este acuerdo es efectivo desde ya, aunque hace un tiempo las dos marcas ya colaboran entre sí en campos como el de la fabricación conjunta. 

Este acuerdo incluye la colaboración y el desarrollo conjunto de, entre otros, nuevos sistemas de seguridad y nuevas plantas motrices. De hecho, se sabe que Mazda recibirá tecnología de Toyota en el terreno de la hibridación, mientras que Toyota contará con el buen hacer de Mazda con los motores de combustión interna de la familia Skyactiv. 

No es la primera vez que Mazda y Toyota colaboran mutuamente, de hecho actualmente se comercializa en EEUU el Toyota Yaris iA, que no es más que un Mazda 2 Sedán con el logotipo de Toyota. En Europa no hay ningún modelo compartido entre ambas marcas, aunque en un futuro es posible que sí lo veamos. 

A día de hoy la colaboración entre fabricantes está muy extendida. De hecho, la propia Toyota colabora actualmente con BMW, con la que tiene un acuerdo firmado a largo plazo, en el que se incluye el lanzamiento de modelos conjuntos. El primero de ellos será el Z5, un deportivo biplaza que sustituirá al ya extinto Z4. 

Mazda no ofrece modelos híbridos en su actual gama, ya que se ha centrado en el desarrollo de una familia de motores -Skyactiv- con unas características muy especiales que los hacen muy eficientes.

Sin embargo, la fiscalidad a nivel mundial en el terreno del automóvil hará casi obligatorio la hibridación de los vehículos, algo en lo que Toyota tiene mucho que decir al ser uno de los fabricantes con más experiencia en este campo, no en vano hace más de 20 años que comercializa de forma ininterrumpida vehículos híbridos.

Por su parte, Toyota adolece en la actualidad de una gama de motores térmicos algo limitada, con tecnologías que, si bien son actuales, no son punteras. Para solucionar este aspecto, Mazda parece ser una de las candidatas ideales. ¿A quién no le gustaría ver un deportivo con motor rotativo y sistema híbrido?