Grupo Volkswagen

TRANSFORM 2025+, la estrategia de Volkswagen para la próxima década

  1. Grupo Volkswagen
  2. Coche eléctrico
  3. Coche autónomo

Volkswagen tiene las ideas claras, y quiere convertirse en 2025 en uno de los líderes mundiales del mercado del automóvil. Para ello ha desarrollado un ambicioso plan de negocio, una estrategia muy compleja con la movilidad eléctrica como punto principal sobre el que gira todo. 

Bajo el nombre "TRANSFORM 2025+", Volkswagen ha planteado una gran estrategia en tres fases, con una primera etapa que comprende el periodo 2016-2020, donde el gigante automovilístico reestructurará completamente su modelo de negocio, asumiendo nuevas competencias. 

En una segunda fase, que se extenderá desde 2020 hasta 2025, Volkswagen quiere colocarse como uno de los principales valedores del vehículo eléctrico, mejorando la rentabilidad y los ingresos de la empresa. La marca se ha propuesto 2030 como año tope para lograr convertirse en el lider mundial del automóvil.

La ofensiva eléctrica se financiará, entre otras medidas, a través de una mejora en la eficiencia económica de la actual gama de vehículos, que se verá reducida al eliminar variantes poco rentables y de bajo volumen. A través de estas acciones Volkswagen preve ahorrar 2.500 millones de euros. 

La transformación a la que hace referencia Volkswagen en el título de su estrategia es evidente en puntos como el vehículo eléctrico. Los alemanes desarrollarán una familia completa de vehículos eléctricos, utilizando para ello una nueva plataforma modular específicamente diseñada para vehículos alimentados por electricidad.

Además, VW profundizará de forma individual en cada continente, desarrollando una oferta específicamente diseñada para cada mercado. Intensificará notablemente su presencia y actividad en mercados como el estadounidense, con una ofensiva de berlinas y SUV pensados para el usuario norteamericano. 

Volkswagen quiere ampliar de forma drástica su beneficio operativo, que en 2015 se ha situado en el 2%, pasando al 4% en 2020 y alcanzando el 6% en 2025. Para ello potenciará otros aspectos de negocio como el de la conectividad, desarrollando una plataforma digital propia. De hecho, el gigante alemán prever que en 2025 la facturación por servicios relacionados con vehículos interconectados alcance los 1.000 millones de euros anuales.