Toyota C-HR

Arranca la producción del Toyota C-HR en Turquía

  1. Toyota C-HR
  2. Turquía

Toyota ha anunciado el inicio de producción del C-HR, un pequeño crossover que la firma japonesa ha presentado hace apenas unas semanas, que se vio por primera vez en el Salón de Ginebra 2016, y que, al menos en nuestro país, ya ha conseguido vender sus primeras 200 unidades, encuadradas dentro de una edición limitada. 

El C-HR nace de la necesidad de Toyota de competir con garantías en uno de los segmentos que mayor crecimiento está experimentando en los últimos años, el de los crossover compactos. Es cierto que la firma japonesa llega algo tarde, con muchos rivales por delante como el Nissan Juke, el Peugeot 2008 o el superventas Renault Captur, pero Toyota quiere desmarcarse del resto de contendientes con cualidades únicas. 

La primera es, obviamente, su estética. El C-HR ofrece posiblemente la estética más aventurera y atrevida de la actual gama de Toyota, con una línea que no deja indiferente a nadie. En el interior, más de lo mismo, con un habitáculo muy llamativo capaz de acoger a cuatro personas con comodidad y a cinco con alguna que otra apretura. 

Además de una estética muy personal, el C-HR ofrece una cualidad de momento única en el segmento, ya que se trata de un modelo híbrido. Este crossover utiliza la misma plataforma modular del nuevo Prius, usando también el mismo esquema mecánico. De esta manera, el C-HR se ofrece como un SUV-B con 122 CV totales y unos consumos homologados por debajo de los 4 litros. 

De momento sólo está disponible con esta combinación mecánica, aunque en un futuro es posible que se añada la opción del 1.2 Turbo de 115 CV que monta el actual Auris, estrenado hace poco más de un año. El C-HR ofrece todo el equipamiento que puede montar cualquier Toyota, con faros LED, asientos de cuero con calefacción, sistema de seguridad preventiva Toyota Safety Sense o equipo de sonido de alta fidelidad JBL. 

Pese a ser un modelo de corte global, la producción del C-HR destinado a Europa se ha iniciado esta semana en la planta que Toyota posee en Turquía. Es una de las plantas más emblemáticas de la firma japonesa, ya que se ha encargado durante muchos años de la fabricación de modelos como el Corolla o el Auris, aunque actualmente se encarga de la construcción del Corolla Sedán y el Verso.