SEAT Ateca

El Seat Ateca X-Perience no solo es un SUV de capacidades off-road, también lo parece

  1. SEAT Ateca

El primer SUV en la historia de Seat está siendo todo un éxito y una garantía de futuro para la marca española. El Seat Ateca convence por muchos motivos al público y ahora viene a vestirse para ir al campo como dios manda. 

Esta versión tan aventurera se dejará ver en el Salón de París, y será una edición pensada para atraer a aquellos usuarios que vayan a darle un extenso uso como todocamino que es. El Seat Ateca X-Perience transporta al mundo de los SUV la estética y el buen hacer que se implementó en el Seat León ST X-Perience. 

EL Ateca X-Perience nace para salir de la ciudad y su asfalto a terrenos de conducción off-road. Está preparado para ello con el sistema de tracción total 4Drive de serie, con embrague de tipo Haldex de quinta generación. Para una regulación de este sistema se cuenta con el mando giratorio Driving Experience y el Seat Drive Profile con el que se podrá seleccionar cinco modos o perfiles de conducción: Normal, Eco, Sport, Nive, Offroad e Infividual. Cada uno de estos modos ajustan ciertos parámetros para una conducción óptima en cada situación, como la respuesta del acelerador o la tracción total. 

Otros elementos indispensables para hacer justicia a su estética son el control de descenso de pendientes y la suspensión sobre-elevada, que suman más prestaciones a las capacidades 4x4. Para el X-Perience, el Ateca monta llantas de aleación de 18 pulgadas de diseño específico, montadas sobre neumáticos Michelin Latitude Cross, con un perfil y un dibujo apto para una conducción off-road, en medidas 234/55 R18.

Sin duda la apariencia del Seat Ateca X-Perience es muy campero y dinámico, con esos paragolpes delantero y trasero con sus protectores para los bajos, unos pasos de rueda de plástico negro y los protectores de los faldones laterales en la parte baja de las puertas. Se incluye también un alerón trasero y unas barra cromadas en el techo. Sólo para esta versión, se podrá escoger el Ateca en Verde Olivo Mate, un color más de campo, que incorpora detalles en naranja en retrovisores y parachoques. 

Este color se repite en su interior, con las costuras del volante, el asiento y la palanca de cambios. Los tapizados constan de tonos agrestes como el marrón, verde y café, acompañados de unas alfombrillas de goma, prácticas para cuando se manchen de barro o arena. Los estribos de los marcos de las puertas incluyen el logotipo X-Perience, para que no se nos olvide a que coche no subimos. 

El equipamiento no varía para el Ateca X-Perience, donde habrá disponibles las misma ayudas electrónicas para la conducción que en el resto de la gama. Alguna de estas ayudas son el reconocimiento de señales, detector de ángulo muerto, cámara de visión 360º, detección de tráfico posterior, control de crucero adaptativo, asistente de aparcamiento en batería, asistente de salida involuntaria de carril o el Front Assist. 

En tema de conectividad, el sistema Seat Full Link permite conectividad con los smartphone de Android o Apple, gracias al Andorid Auto y el Appel CarPlay. Se incluye pantalla de 8 pulgadas táctil con el Media System y el Connectivity Box, para cargar el móvil sin cables (Si nuestro modelo puede). El Set Ateca X-Perience llegará con el motor 2.0 TDI de 190 CV y cambio DSG de siete marchas.