Mercedes Clase E

Si te compras un Mercedes autónomo, tu vida será más importante que la del peatón

  1. Mercedes Clase E

El coche autónomo deberá tener una "moral" pero es un tema que suscita muchas preguntas y sobre todo mucha polémica, pero por ahora es todavía un idea sobre la que se trabaja y para la que falta tiempo hasta su implantación. Hace poco un reciente estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts afirmaba que el 76 % de la gente que su montaría en un coche autónomo, sólo uno de cada tres lo haría si estuviera programado para que la vida de diez peatones fuera más importante que la de los pasajeros. Por ahora el público prefiere que el coche salve su vida que la del resto de viandantes.

Parece que en Mercedes también va por ese camino, pues sus coches autónomos estarían hechos para salvar la vida de los pasajeros antes que la de los peatones si llegara el momento de escoger. Lo ha reconocido en una entrevista a Car and Driver el responsable de sistemas de asistencia al conductor y seguridad activa de Mercedes, Christoph von Hugo, quien señala que "si sabes que puedes salvar al menos una persona, salva al menos a esa persona. Salva a la que va en el coche. Si todo lo que sabes a ciencia cierta es que solo se puede prevenir una muerte, entonces esa es tu principal prioridad", asegura.

Esta postura la defiende argumentando que, si no se hiciera de esta manera, en un posible volantazo para evitar el atropello el coche podría invadir el carril contrario resultando accidentado contra un coche u otro objeto y acabar siendo un nuevo accidente o atropello. "Si todo lo que sabe con certeza es que se puede evitar una muerte, entonces eso es su prioridad".

Entonces, en los futuros coches completamente autónomos de la marca alemana, su software decidirá decantarse en el conocido dilema del Tranvía, estudiado por e filósofo estadounidense Judith Jarvis Thomson, que proponía el siguiente caso: un tranvía fuera de control se dirige a arrollar a cinco personas. El sujeto se encuentra en un puente sobre la vía y puede parar al tren lanzando un gran peso delante de este. En ese momento el único peso que tiene a su lado y de forma inmediata es un hombre muy gordo; lo que implica que la única posibilidad de salvar a esas cinco personas es empujar al hombre desde el puente hacia la vía, acabando con su vida pero salvando a las otras cinco. ¿Arrojarías al hombre o preferirías saber que el se salva seguro? Mercedes está claro que ya ha decidido. 

Por otro lado, von Hugo señala que los coches autónomos evitarán millones de muertes, por lo que el problema ético no debe hacer sombra al avance en materia de seguridad que supone este avance tecnológico. "Hay situaciones en las que el conductor de hoy en día no puede manejar, que no puede impedir y que los vehículos autónomos tampoco pueden evitar, tampoco", pero asegura que "el promedio de muertes con el coche autoconducido "será mucho mejor que con el conductor humano".

¿Decidirán los mismo el resto de marcas? ¿Y que tendrán que decir las aseguradoras y los legisladores sobre esto? De aquí a que el coche autónomo llegue a nuestras calles quizás se hayan resuelto estas cuestiones.

Ahora solo falta conocer cuál será la postura del resto de las marcas en un tema aún tabú para ellas.