BMW Serie 5

BMW 530e, un nuevo integrante de la familia iPerformance

  1. BMW Serie 5

BMW acaba de lanzar una nueva versión de su recién estrenada Serie 5. La berlina media del fabricante bávaro se ha renovado completamente, aumentando sustancialmente su carga tecnológica y mejorando su diseño para convertirse en una suerte de "mini Serie 7". 

El día de su lanzamiento se detalló una gama primaria de motores térmicos, con dos motores diésel (520d y 530d) y tres motorizaciones de gasolina (520i, 530i y 540i), pero no se habló de ninguna variante híbrida ni híbrida enchufable. No obstante, era evidente que tarde o temprano estaba prevista la incorporación de una versión híbrida. 

Apenas un par de semanas después del lanzamiento oficial llega la primera variante híbrida de la Serie 5. Se ha bautizado comercialmente como 530e, y, como cualquier versión híbrida actual de BMW, se encuadra dentro de la familia iPerformance, que engloba todas las versiones híbridas y eléctricas de la gama BMW. 

El 530e es un híbrido enchufable, es decir, es capaz de recargar su batería de dos formas, mediante la energía generada en circulación o mediante una toma de corriente. Exteriormente, el 530e apenas se distingue de sus hermanos de gama gracias a una parrilla con detalles en color azul, una tapa adicional en la aleta delantera y los logotipos "i" o "eDrive" repartidos por la carrocería.

En el interior, los cambios son aún menores, limitándose a una instrumentación específica, a un botón adicional en la consola central con el rótulo "eDrive" y a unos menús extra en el sistema de infoentretenimiento central. Además, el maletero pierde algo de capacidad de carga, ofreciendo 410 litros en lugar de 530 litros de las versiones que no son híbridas. 

Mecánicamente el 530e iPerformance ofrece un conjunto híbrido formado por un motor de gasolina 2.0 de cuatro cilindros turboalimentado que trabaja conjuntamente con un motor eléctrico. La potencia global son 250 CV y 420 NM, suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 5.9 segundos, ofreciendo un consumo medio homologado de 2.0 litros/100 km. 

Gracias a un paquete de baterías de ion-litio de 9.2 kWh de capacidad, el 530e puede recorrer hasta 45 km en modo completamente eléctrico, con unas prestaciones más reducidas. La velocidad máxima en modo eléctrico está limitada a 140 km/h. Está previsto que el lanzamiento de esta versión coincida con el de las demás versiones, por lo que las primeras unidades llegarán a los clientes en febrero de 2017.