BMW Serie 5

Nuevo BMW Serie 5, con la tecnología por bandera

  1. BMW Serie 5

BMW acaba de presentar la nueva generación -y ya van siete- de una de sus berlinas más populares, la Serie 5. Esta nueva variante sustituye a la sexta generación, que se lanzó al mercado en el año 2010. Con la tecnología como máximo exponente, la Serie 5 quiere convertirse en el lider del segmento. 

Exteriormente la nueva Serie 5 se puede calificar como un auténtico "mini Serie 7", con un diseño realmente similar al de su hermano mayor. El frontal prácticamente calcado, con unos grupos ópticos iguales y unos riñones que, una vez más, aumentan su tamaño. La vista lateral es posiblemente la parte que recoge menos modificaciones respecto a su antecesor, pero aún así se percibe un "afinamiento" general de las líneas de la carrocería. En la parte trasera se mantienen los pilotos con terminación alargada y redondeada, en situación horizontal. 

En el interior, de nuevo encontramos nada más abrir la puerta una atmósfera muy similar a la del actual Serie 7, con un habitáculo mejor organizado que nunca. Una instrumentación 100% digital por primera vez en un Serie 5, así como un sistema de infoentretenimiento con control textual, una exquisita iluminación ambiental o un mayor espacio son puntos clave en el nuevo BMW, que tiene que luchar en uno de los segmentos más competidos del mercado, con unos rivales -Audi y Mercedes- cada vez mejor preparados. 

bmw-serie-5-2017-40

bmw-serie-5-2017-40

Técnicamente la nueva generación de la Serie 5 es de nuevo más avanzada que nunca. Para empezar, su bastidor es hasta 62 kg más ligero que el de su antecesor, gracias a la utilización masiva de materiales ligeros como el aluminio o el magnesio. Este aligeramiento no es incompatible con un aumento de las proporciones del coche, que ahora alcanza los 4.93 metros de largo

La nueva Serie 5 actualiza su gama de motores con la llegada de nuevos propulsores tanto diésel como gasolina. En una primera fase de lanzamiento llegarán dos nuevos motores de gasolina, el 530i con un 2.0 turbo de cuatro cilindros y 252 CV, y el 540i, con seis cilindros y 340 CV de potencia. En diésel estarán disponibles el 520d con cuatro cilindros y 190 CV y el 530d, hexacilíndrico con 265 CV. 

Por supuesto, la tecnología al servicio del conductor es parte fundamental de la nueva Serie 5. Dentro de este término tan amplio podemos englobar nuevos sistemas como la dirección a las cuatro ruedas, la parrilla delantera activa con apertura y cierre automático, o un sistema de conducción semi-autónoma formada por radares, emisores láser y cámaras estéreo que actúa sobre acelerador, freno y dirección.