Fiat 500 Abarth

Abarth Tributo XSR, un prototipo con sabor a motociclismo

  1. Fiat 500 Abarth

El preparador oficial de Fiat, Abarth, ha presentado un nuevo concept basado en el ya conocidísimo Abarth 500. Este prototipo se lanza para celebrar la presentación de la nueva Yamaha XSR 900 Abarth, que se convierte en la primera motocicleta de la marca creada en colaboración con los italianos de Abarth. 

Este Abarth comparte con la Yamaha la utilización, entre otros, de tecnología del especialista Akrapovic para el sistema de escape, haciendo que el sonido sea realmente único, algo a lo que por otra parte ya nos tienen acostumbrados los italianos en cualquiera de sus creaciones de calle. 

El Abarth Tributo XSR, que así se llama el protipo italiano, disfruta de una decoración específica, con la carrocería pintada en color gris, a la que se añaden una serie de aplicaciones rojas, similares a las que equipa, por su parte, la Yamaha. No falta el logo XSR en el portón trasero que identifica a esta creación tan especial. 

Además, se han instalado diversas piezas fabricadas en fibra de carbono, uno de los materiales más de moda en el mundo del automóvil en los últimos tiempos. Entre estas piezas, destacan el carenado frontal, el guardabarros y el parachoques delantero o la parte trasera de los asientos delanteros, que están firmados por el especialista Sabelt

Mecánicamente no se ha desvelado ningún detalle, aunque es previsible que el Abarth Tributo XSR monte el mismo esquema mecánico que el Abarth 695, con un pequeño motor 1.4 sobrealimentado al que los italianos han conseguido extraer 190 CV en la versión de calle más extrema, la Biposto. 

Con este explosivo motor combinado con una transmisión manual de 6 velocidades, el bajo peso del conjunto y elementos como frenos Brembo o diferencial autoblocante, el Abarth es uno de los "deportivos" más compactos del mundo, que ha sido capaz de conquistar a medio mundo con un carácter al volante que ya no abunda.