Vísperas del 36

El juicio de Largo Caballero

(25 de noviembre de 1935, lunes)

Carlos Rodríguez Casado

Carlos Rodríguez Casado

  1. Vísperas del 36
  2. Opinión
  3. Francisco Largo Caballero
  4. Alejandro Lerroux
  5. Política

Resumen de lo publicado.- El escándalo del estraperlo ha dejado fuera del Gobierno al líder del Partido Radical, Alejandro Lerroux. Francisco Largo Caballero es juzgado por su posible participación en el movimiento revolucionario de octubre de 1934.

REPRODUCCIÓN DE LAS NOTAS TAQUIGRÁFICAS TOMADAS EN EL CURSO DE LA DECLARACIÓN PRESTADA POR LARGO CABALLERO

JUEZ. Me imagino que me va a contestar lo mismo que en su momento al juez de instrucción, pero me veo en la necesidad de formularle de nuevo la pregunta, ya con toda la información del sumario en mi poder. ¿Fue usted el jefe del movimiento revolucionario de octubre del año 34?

LARGO CABALLERO. No, señor.

JUEZ. ¿Cómo es eso posible, siendo presidente del Partido Socialista y secretario de la Unión General de Trabajadores?

LARGO CABALLERO. Pues porque todo es posible, señoría.

JUEZ. Insiste usted en que no ha tenido ninguna participación en la organización de la huelga revolucionaria de octubre del año pasado en Madrid.

LARGO CABALLERO. Lo he repetido mil veces y vuelvo a hacerlo, señoría. No he tenido ninguna participación en la organización de la dicha huelga.

JUEZ. ¿Qué opinión tiene usted de la revolución de Asturias?

LARGO CABALLERO. Señor juez, yo comparezco a responder de mis actos, no de mis pensamientos. Me parece improcedente la pregunta.

FISCAL. Le recuerdo que está usted obligado, por mandato de la ley, a contestar al señor juez.

LARGO CABALLERO. Y por eso contesto. De otro modo, no lo haría.

JUEZ. Déjeme hacer mi trabajo, señor fiscal. Estas notas a máquina encontradas en un registro de las oficinas de la Unión General en la Casa del Pueblo, en la calle Piamonte, número 2, ¿son de usted, señor Largo Caballero?

LARCO CABALLERO. Sí, señor.

JUEZ. ¿Quién se las entregó?

LARGO CABALLERO. El cartero. Las recibí por correo. Pero si supiera quien las enviaba, tampoco lo diría.

FISCAL. Le repito al reo que está obligado a contestar la verdad.

LARGO CABALLERO. Eso hago. Ahora bien, si el tribunal pretende saber quién me remitía esas cartas, será pretensión inútil. No pronunciaré nombre de persona alguna.

JUEZ. ¿Quiénes fueron los organizadores de la revolución en Asturias y en Madrid?

LARGO CABALLERO: No hay organizadores que yo conozca. El pueblo se sublevó espontáneamente, en protesta por entrar en el Gobierno los enemigos de la República.

JUEZ. Esa es la respuesta que han dado todos los dirigentes del Partido Socialista, ¿pretende usted que me la crea?

LARGO CABALLERO. Yo no soy quien para decirle a su señoría qué es lo que debe creer, y qué no.

JUEZ. Esto no lleva a ningún lado. Pasemos a lo siguiente. Que hable la defensa.

SEÑOR JIMÉNEZ DE ASÚA. Señoría, ante todo quiero que tengan presente que mi defendido es un hombre trabajador y perfectamente integrado en la sociedad, viudo y con hijas que están hoy presentes entre el público, y cuya causa, mala para cualquier Gobierno, es motivo de que esta sala esté llena de prensa extranjera…

JUEZ. Señor Jiménez de Asúa, tengo ojos, por favor proceda con la defensa.

SEÑOR JIMÉNEZ DE ASÚA. Señoría, conviene no olvidar que en la calle, ante este edificio, esperan centenares de personas que han hecho cola solo para estar presentes. No es un proceso cualquiera, y el hecho de que el fiscal pida la máxima pena me obliga a tomarme la defensa muy en serio… más, incluso que en otras circunstancias, dado el agravante procesal de que, como pretendo probar, no existen pruebas suficientes para enjuiciar a mi defendido…

Entregas Anteriores

De caza con Ángel Navarrete y Lenin (24 de noviembre de 1935, domingo)

El expreso de Barcelona (23 de noviembre de 1935, sábado)

Lhardy (22 de noviembre de 1935, viernes)

La confesión de Merche

Mañana 26 de noviembre la novia de Pepe Mañas revela a su sacerdote que un amigo anarquista del joven podría estar planeando un robo.