Estilo de vida

Tú también puedes empezar tu ‘Operación Cañón’

Se acerca el verano y con él, la operación bikini. Vale… nosotros no tenemos porqué llamarla así.

Zac Efron para ‘Los vigilantes de la playa’

Zac Efron para ‘Los vigilantes de la playa’

  1. Estilo de vida
  2. Ejercicio físico
  3. Operación bikini

Se acerca el verano y con él, la operación bikini. Vale… nosotros no tenemos porqué llamarla así, pero lo cierto es que también en estas épocas comenzamos a cuidarnos como ellas. Esta operación no es un coto vedado exclusivamente para la mujer, el año pasado, la consultora Opinea, reveló que más de la mitad de los hombres españoles (52%) ha realizado algún tipo de dieta para conseguir el ‘físico perfecto’ para el verano. El 85% de ellos, durante los meses previos, realizaron deporte y siguieron una alimentación adecuada.

Y es que, para sentirse saludable y conseguir un cuerpo sano no hace falta sacrificar tanto. Es más sencillo de lo que creéis. Simplemente hay que tener fuerza de voluntad y seguir estas pautas:

1. Planifica tus comidas

Ya sabes que lo más importante es tener una dieta bien estructurada. Para ello, mejor organizarse con antelación, así que toma papel y boli y vete apuntando tus menús en algún folio o, si tienes alguna pizarra en la cocina, escribe qué desayunarás, comerás y cenarás cada día. Eso te permitirá llevar con precisión tu dieta (y a cumplirla).

2. No descartes los carbohidratos

A veces son necesarios para el organismo, solo tienes que moderarte o saber bien cuándo debes comerlos. Si vas a cocinar pasta, mejor esos días que vayas al gimnasio o salgas a correr (porque sí, el siguiente consejo será que empieces a practicar deporte). En el desayuno también puedes incluir avena con plátanos y para almorzar mejor arroz integral o quinoa. Eso sí, por la noche, olvídate de ellos

3. Practica deporte

Estarás cansado de escucharlo, pero realizar ejercicio es fundamental para tener un cuerpo (y mente) sano. Sal a correr o a andar, apúntate al gimnasio, o no digas que no a un partido de baloncesto con los amigos, pero no dejes que tu cuerpo se acostumbre al sedentarismo.

4. Reduce grasas, hínchate de proteínas

Pescados blancos, pollo, pavo y claras de huevo. Estos son los alimentos que más proteínas te van a aportar. Tus músculos lo agradecerán.

4. Di hola a las frutas y verduras

No es cuestión de pasar hambre, por eso puedes comer casi cualquier tipo de verdura y fruta. Se trata de acostumbrar a tu cuerpo a lo sano. Muchas de ellas, en esta temporada, están llenas de agua, por lo que, además de hidratarte, te saciará.

5. No renuncies a las salsas…

…Aunque depende de cuáles. Todas las industriales, mejor fuera. Quédate con tus vinagretas de limón, la mostaza natural o la salsa de soja. Incluso puedes preparar tu propia salsa de yogur natural.

6. Bebe agua. Mucha

Ya te puedes ir olvidando de tu caña diaria o de tus refrescos en la nevera. Renuncia al gas, a las bebidas azucaradas y bebe lo que más saciará tu sed: agua. Dos litros de agua al día es lo recomendado. Puedes echarle el jugo de un limón a la botella para que sea incluso más refrescante.

8. Date un capricho

No todos los días, si no, el esfuerzo no sirve de nada. Lo mejor es que fijes un día a la semana donde te permitas levantar la vista, como los sábados, cuando quedas con tus amigos para tomarte una copita de vino. Repetimos: una. Las tardes tampoco son para pasar hambre, así que si estás cansado de tanta fruta, prueba a ingerir frutos secos - ¡Nada de chocolate!-