Relaciones de pareja

Un esmoquin para… ¿penes?

Señores, la revolución sexual ya ha llegado y no se trata de practicarlo sin tocarse. Ya puedes vestir tu falo de etiqueta.

  1. Accesorios
  2. Relaciones de pareja
  3. Sexo

“Lo que importa no es el tamaño, sino el porte”, así es el eslogan que Lelo, la multinacional sueca de juguetes eróticos y sexuales, ha decidido ponerle a su nuevo producto, un esmoquin para penes. Sí, han leído bien: esmoquin para penes.

La historia de la seducción siempre se ha construido con la imagen de la mujer provocativa que viste ropa íntima como ligueros, bodys o tacones, porque ¿cuántas veces se ha visto a un hombre llevando un atuendo sugerente o seductor? Lelo es quien ha encendido la primera llama sacando al mercado un arriesgado producto: TUX, el primer esmoquin de la historia para penes.

En su blog, la marca sueca ha asegurado que la experta en sexo y relaciones de pareja Tristan Taormino está “ilusionada con este lanzamiento”. Taormino explica que “se pone todo ese énfasis en vestir a las mujeres con lencería, braguitas sexis y disfraces para seducir a sus parejas o reavivar la atracción. Esto es igualmente importante en los hombres. Las mujeres adoramos ser seducidas por nuestras parejas. Y saber que un hombre ha hecho un esfuerzo extra para vestir sexy, es un verdadero estimulante”.Quizá pueda parecer un disparate, pero no es la primera prenda para el miembro viril en la historia, ni mucho menos. En el siglo XII ya se conocían los willy warmers, o los calentadores de pene, confeccionados por primera vez en países fríos como Noruega o Dinamarca.

El esmoquin TUX es auténtica alta costura, confeccionado en elegante satén y adornado con una pajarita. Está pensada para el total confort, por eso no tiene costura alguna, si no que se trata de una única pieza elástica que se adapta a todos los tamaños. Desde Lelo aseguran que se trata de algo que va totalmente en serio, aunque ello no implica descartar que la prenda pueda añadir una buena dosis de humor a tus relaciones más íntimas. Este esmoquin, tal y como aseguran desde la multinacional, es “sofisticado y excéntrico, para individuos genuinos” y permite expresar “tu sensualidad con humor”.