Moda masculina

Ser atractivo puede arruinar tu carrera

Un estudio afirma que el atractivo de algunos hombres representa una seria desventaja a la hora de entrevistarle para conseguir un trabajo.

El modelo Jon Kortajarena el 11 de enero de 2010 en Milán, Italia. iStock

El modelo Jon Kortajarena el 11 de enero de 2010 en Milán, Italia. iStock

  1. Moda masculina
  2. Estilo
  3. Belleza
  4. Recursos humanos
  5. Trabajo

Llevas años intentando conseguir un trabajo y todavía no has sido capaz. Tu madre te sugiere que hagas un segundo máster para aumentar currículum académico y tu padre achaca tu poca experiencia al problema. Puede ser que no sea ni uno ni lo otro… ¿te has parado a pensar que eres demasiado guapo para ese puesto de trabajo?

Cuando se trata de primeras impresiones, siempre se ha dicho que es mejor dar una buena imagen, empezando por el físico. Puede que esto no sea aplicable a los hombres. Un estudio de la Universidad de Maryland, junto a la Escuela de Administración de Londres, afirma que el atractivo de algunos hombres representa una seria desventaja a la hora de entrevistarte para conseguir un trabajo. En este caso el físico sigue imperando, pero de una manera totalmente diferente de lo que creíamos.

¿Por qué?

El profesor Marko Pitesa asegura que los varones atractivos son “intimidantes” y que los empresarios los ven como una “amenaza potencial”. El estudio determina que los jefes masculinos tienden a mirar por sus propios intereses cuando contratan a compañeros y en lo primero que se fijan es el físico.

Según la investigación, los empresarios contratan candidatos cuyo físico les hace parecer poco competentes. No sucede en todas las ocasiones. Esta tendencia es más propensa cuando el candidato tiene que trabajar mano a mano con el jefe y no cuando pasa a formar parte del grupo de otros trabajadores con un rango laboral más bajo.

La universidad pidió a 241 personas que entrevistaran a hombres para el puesto de trabajo y que los evaluaran por su físico. Los entrevistadores y entrevistados eran del miso sexo, es decir, los hombres entrevistaban a hombres y mujeres entrevistaban a mujeres. Los candidatos eran ficticios y traían un falso, pero impecable, currículo. El resultado fue que los más atractivos eran rechazados.

Otra prueba determina que si las entrevistas se realizan entre sexos opuestos, es decir, mujeres que juzgan a hombres y viceversa, el atractivo sí es un factor determinante para conseguir trabajo.

Aunque la norma está para romperse, si buscas trabajo, mejor que le parezcas guapo sólo a tu abuela.