Cocina

Apple pie con custard, el irresistible postre inglés

Este postre tan popular en Inglaterra aparece ya en un libro de cocina hace siglos. Asimismo, el custard es una crema típicamente inglesa. 

  1. Cocina
  2. Recetas

Aunque a muchos se les viene a la cabeza Estados Unidos cuando hablamos de apple pie, esa tarta de manzana tan suculenta que aparece en casi cualquier película, lo cierto es que no hay postre más inglés que el apple pie. Existe incluso el libro de cocina The Forme of Cury, editado aproximadamente en 1390 por los cocineros de Ricardo II de Inglaterra, donde se cita la receta de tarta de manzana, llamada tartys in applis y muy parecida a la actual.

Esta receta incluye custard, una especie de crema pastelera muy popular en Inglaterra, suave, dulce y casi aterciopelada que se usa para cubrir el pastel de manzana. Realmente está deliciosa, pero mejor que pruebes tú mismo. Aquí te dejamos la receta:

Ingredientes para la masa:

250gr de harina125 gr de mantequilla sin salRalladura de 1 naranja75 gr de azúcar glas2 yemas de huevoSal

Ingredientes para el relleno:

1 kg de manzanas Cox250 gr de manzanas Bramley250 gr de manzanas Royal Gala200 gr de azúcar 1 cucharadita de harina de maíz2 cucharadita de extracto de vainilla1 cucharadita de canela en polvo

Ingredientes para el custard:

250 ml de leche entera250 ml de nata1 cucharadita de extracto de vainilla2 yemas de huevo 50 gr de azúcar

Preparación:

1. Para la masa, mezcla la harina, la mantequilla, la ralladura de naranja, el azúcar y la sal en un bol, y remueve bien hasta que la mezcla sea uniforme. A continuación, añade las yemas de huevo y vuelve a batir, hasta que se forme una masa densa. Enróllala en papel film y refrigéralo mientras preparamos el relleno.

2. En un cazo, coloca las manzanas (previamente peladas, cortadas y con pepitas fuera) y el azúcar en un cazo y calienta a fuego lento hasta que las manzanas comiencen a romperse un poco. Incorpora la harina de maíz, la vainilla y la canela, y cocina durante otros dos minutos. Deja que enfríe.

3. Precalienta el horno a 200ºC. Mientras tanto, en una superficie enharinada, divide la masa en tres partes. Estira dos de los cachos de la masa y procura que tengan suficiente grosor, estos dos irán a los laterales, mientras que el tercero, se estirará para crear la base. Toma un molde de horno y, con la masa, ve forrando todos sus lados. Hornea durante unos 10 minutos, teniendo cuidado de que la masa no esté del todo cocinada. Añade el relleno de manzanas y vuelve a hornear otros 10-15 minutos hasta que la pasta esté crujiente y dorada.

4. Mientras horneas la masa, prepara el custard. En una sartén a fuego medio, agrega la leche, la nata y la vainilla. Cuando esté todo mezclado, llévalo a fuego lento unos minutos y retíralo.

5. Bate las yemas de huevo y el azúcar en un bol. Cuela la mezcla de leche caliente a través de un tamiz y, poco a poco, ve vertiéndolo sobre la mezcla del bol, sin dejar de batir. Cuécelo todo fuego lento durante cinco minutos hasta que espese, revolviendo constantemente.

6. Sirve un trozo de apple pie con unas cucharadas de custard… ¡delicioso!