Recetas

Prepara la auténtica bica de Trives

Galicia presume de un bizcocho esponjoso y suave que se deshace en la boca como si fueran burbujas

Prepara la auténtica bica de Trives

Prepara la auténtica bica de Trives

  1. Recetas
  2. Alimentación
  3. Cocina
  4. Dulces
  5. Galicia

Galicia presume de muchas cosas: parajes espectaculares, fiestas locales increíblemente divertidas, provincias con termas naturales y una gastronomía envidiable que abarca desde excelentes vinos, apetitosos cocidos, marisco de lujo y… postres suculentos. Como la bica de Trives, un bizcocho esponjoso y suave que se deshace en la boca como si fueran burbujas. Lo cierto es que no comparte tanto éxito como la tarta de Santiago, pero este bizcocho nada tiene que envidiarle.

Símbolo de A Pobra de Trives, una localidad de Ourense, este pastel es todo un ‘hit’ local a pesar de que todavía no se ha extendido por el resto de España. Nosotros te damos la receta de este sencillo postre que engaña en apariencia, pero que nunca defrauda.

Ingredientes:

200 gr. de harina de fuerza

135 ml. de agua templada

5 gr. de levadura fresca de panadería

250 gr. de harina

6 huevos

450 gr. de azúcar

Canela molida

1 limón

250 gr. de manteca de vaca

Sal

Preparación:

En un bol mezclamos la harina de fuerza con el agua y la levadura. Amasa hasta conseguir una mezcla homogénea. Esta primera masa deberás dejarla fermentar cubierta toda la noche en la nevera.

Derrite la manteca de vaca en un bol sin que llegue a hervir (mejor si lo calientas al baño maría). Cuando esté fundida, añade 400 gramos de azúcar y bate durante unos minutos hasta obtener una masa. Incorpora los huevos individualmente y mézclalos con la mantequilla y el azúcar uno por uno. Toma el limón, pártelo por la mitad y rállalo sobre la masa. Agrega la masa realizada el día anterior sin dejar de remover o batir hasta que deje de tener grumos.

Mezcla una pizca de sal y canela molida con la harina. Añádelo a la masa anterior. No lo hagas de golpe, ya que resultará complicado mezclarlo, y bate.

Precalienta el horno a 180º C. Forra el molde del bizcocho con papel vegetal y vierte la mezcla. A continuación, cubre la masa con 50 gramos de azúcar y una pizca de canela. El bizcocho deberá mantenerse en el horno durante unos 45 minutos.