Gastronomía

Tres salsas italianas para viajar con el paladar

Ingredientes y preparación de las tres salsas más expatriadas de la bota más famosa del globo.

3 salsas italianas para viajar con el paladar

3 salsas italianas para viajar con el paladar

  1. Italia
  2. Recetas
  3. Dieta mediterránea
  4. Nutrición
  5. Cocina

La cocina italiana ha traspasado fronteras y se ha hecho eco en todo el planeta. Referente gastronómico mundial, sus platos y sus salsas son las más recurrentes en las cocinas de casi todos los hogares. Pero si crees que tu receta de salsa boloñesa o al pesto es la que cocinan tradicionalmente en Italia, estás equivocado. Queremos enmendar el error viajando a tres distintas regiones de la bota más famosa del globo y cuyas originales salsas han sido las más expatriadas del país.

Bucatini all’amatriciana

Esta salsa viene de la ciudad de Amatrice, situada en la región de Lazio, justo en el centro de la bota. Perfecta para acompañar a los bucatini, espagueti más anchos y huecos por dentro, o a los rigatoni, otro tipo de macarrones. 

Ingredientes:

250 gr de guanciale (panceta o en su defecto, tiras de bacon)30 gr de cebolla700 gr de tomate pelado (es decir, 20 tomates pelados)4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen160 gr de parmesano o queso pecorino1 cayenaSal al gustoPimienta al gusto

Preparación: Pica bien la cebolla y corta la panceta en tiras. Escurre el tomate pelado aparte y trocéalo. Echa en una sartén el aceite y sofríe la panceta hasta que esté bien crujiente. Cuando esté bien crocante, aparta el beicon de la sartén y añade la cebolla. Fríela a fuego lento y cuidado que no se queme con el aceite caliente del beicon. Cuando la cebolla esté lista, añade los tomates pelados y deja cocinar la salsa unos 15-20 minutos sin dejar de remover. Añade sal, aunque sólo si es necesario -porque la panceta deja salado el aceite-, la pimienta y la cayena. Cuando la salsa esté lista, añade la panceta o el beicon y sigue cociendo unos minutos más.

La pasta se cocina después de la salsa y cuando esté preparada, se vierte en la sartén con la amatriciana y se calienta durante unos minutos. Apaga el fuego y añade el queso pecorino rallado antes de servir. Echa todo el queso que quieras ¡Está delicioso!

Ragú di carne

Así se llama la verdadera salsa boloñesa en Italia. Muchos entendidos de cocina aseguran que el ragú de carne es como el sexo, cada uno lo hace de manera distinta. Nosotros hemos elegido esta tradicional receta para hacer de tu pasta, una verdadera pasta italiana. Si tienes algún conocido italiano, no dudes en sorprenderle.

Ingredientes:

120 ml de tomate natural trituradoUn bote de tomates pelados500 gr de carne picada de cerdo350 ml de vino tinto120 gr de cebolla120 gr de apio120 gr de zanahorias50 gr de mantequilla100 ml de carne de carneSal al gustoPimienta negra al gusto4 cucharadas de aceite extra virgen

Preparación: para preparar el ragú de carne o salsa boloñesa, hace falta preparar primero el caldo. Viértelo en una olla y caliéntalo. Después, corta la zanahoria, el apio y la cebolla y, en una sartén, sofríe las verduras. Toma otra sartén distinta y vierte la mantequilla hasta que se deshaga a fuego muy lento, añade el aceite y calienta durante unos instantes. A continuación añade las verduras en la sartén junto con la mantequilla y el aceite. Además, vierte dos cucharadas soperas del caldo de carne para favorecer la cocción y deja cocinar unos 15 minutos antes de añadir la carne picada.

Cuando agregues la carne, cocínala ben durante unos diez minutos sin dejar de remover con la cuchara. Añade el resto del caldo y el vino tinto, y cocina a fuego lento hasta que el vino haya reducido. Tras esto, vierte la salsa de tomate y dejar que se mezclen bien los sabores durante unos minutos. Cuando la salsa esté en el punto de ebullición, añade los tomates pelados. Mezcla de nuevo todo y sazónalo al gusto. Dejar cocinar todo a fuego bajo durante tres horas hasta que la salsa tenga un cuerpo denso. ¡Ya tienes tu salsa para acompañar tu pasta o lasaña!

Pesto alla genovese

Piatto-di-pesto

Piatto-di-pesto

Si hablamos de pesto, forzosamente tenemos que hablar de Liguria, región italiana que alberga la capital de Génova. Es en este lugar donde nace esta receta, que es una de las más longevas del país. Además, a la salsa pesto, a pesar de servirse fría, se le atribuyen efectos afrodisiacos.

Ingredientes:

1 diente de ajo100 ml de aceite de oliva extra virgen50 gr de hoja de albahaca30 gr de queso pecorino rallado70 gr de parmesano rallado15 gr cucharada de piñonesSal marina gruesa

Preparación: Para preparar el pesto alla genovese necesitamos un mortero y, además, hemos de tener en cuenta que las hojas de albahaca no hay que lavarlas, si no limpiarlas con un paño suavemente, y que sea la albahaca de hojas pequeñas y estrechas, autóctona de la región italiana.

Introduce el diente de ajo pelado en el mortero junto con la sal gruesa, y aplasta los ingredientes hasta que el ajo haya perdido su cuerpo y tenga la textura de una crema. Añade las hojas de albahaca, de nuevo junto con una pizca de sal gruesa que servirá para desmenuzar mejor las fibras de la planta y para mantener su color verde brillante. Machaca la albahaca contra las paredes del mortero rotando la mano - es decir, el utensilio que sirve para aplastar los ingredientes en el mismo- de izquierda a derecha mientras giras el mortero en sentido contrario (izquierda-derecha). Continúa realizando esta acción hasta que las hojas de la albahaca no desprendan líquido.

En este punto añade los piñones y vuelve a machacar con el resto de ingredientes hasta conseguir una crema pastosa. A continuación, añade los quesos poco a poco, mezclando constantemente, acción que ayudará a que la salsa resulte más cremosa todavía. Por último, añade el aceite de oliva, con cuidado de no verter todo el líquido al mismo tiempo, ya que siempre se tendrá que ir mezclando con el resto de productos. ¡Ya tienes tu salsa!