Restaurantes

Ponzano: una calle para comérsela

Si hablamos de turismo gastronómico o simplemente del puro placer de comer, hay un destino claro: la calle Ponzano de Madrid.

La entrada del Bar Muta en la madrileña calle Ponzano.

La entrada del Bar Muta en la madrileña calle Ponzano.

  1. Restaurantes
  2. Bares
  3. Madrid
  4. Turismo

Si hablamos de turismo gastronómico o simplemente del puro placer de comer, hay un destino claro: la calle Ponzano en Madrid. En el distrito de Chamberí, entre las calles Santa Engracia y Ríos Rosas (2 manzanas), conviven el tapeo clásico de tabernas y tascas con azulejo y barras de toda la vida junto con restaurantes que han aportado nuevos sabores y propuestas en poco más de 500 metros. Nos unimos al #Ponzaning y hacemos un repaso de estos últimos.

De Atún

La barra de De Atún.

La barra de De Atún.

Calle Ponzano, 59. Tel. 910 33 88 63. Precio medio: 40 euros aprox.

De los últimos en abrir en esta calle, lleva desde el 1 de diciembre sirviendo atún de almadraba traído desde Barbate. El empresario Christopher Golding y el chef de Zahara de los Atunes, Damián Ríos, han elaborado una carta con el atún como rey absoluto.

Dos opciones para probarlo: o bien de tapeo en mesas altas o en platos más elaboradores en el restaurante. Y si hay alguien en el grupo que no le va mucho el atún también hay algunos platos que no lo llevan.

Restaurante Candeli

Restaurante Candeli

Restaurante Candeli

Calle Ponzano, 47. Tel. 917 37 70 86. Precio medio: 35 euros.

En Candeli no han querido elegir entre carne y pescado. Se han especializado en las dos y ¡a la parrilla!.

Con cocina vista, zona para tapeo y restaurante, en Candeli se cocina producto de temporada. La calidad de sus productos está expuesta en su barra. Puedes comprar los vinos en su bodega y luego descorcharlos allí o llevártelos.

Le Qualité Tasca

Le Qualité Tasca

Le Qualité Tasca

Calle Ponzano, 48. Tel. 910 14 69 20. Precio medio: 30 euros.

Es como una casa de comidas pero remozada en blanco y grandes cristaleras. En la cocina miman el producto y a la sala le han dado un aire más nórdico (madera y paredes blancas).

Los dueños, Marcos y María, hablan con los proveedores para asegurarse de poner en la mesa producto revisado por ellos. Con él elaboran una carta sencilla con destellos de originalidad.

Toque de Sal

Toque de Sal

Toque de Sal

Calle Ponzano, 46. Tel. 912 64 65. Precio medio: 30 euros aprox.

En un ambiente de bistró parisino, este espacio ofrece cocina de mercado con un toque afrancesado. Aquí se puede acudir a desayunar, tapear, comer, cenar y hasta tomar copas. Platos como el steak tartar o el rabo de toro son estrellas de la carta. Para finalizar sorprende su postre de mousse de chocolate con un toque de sal. Y en su oferta de vinos, algunas referencias de la región de Burdeos.

La Máquina de Chamberí

La Maquina de Chamberí

La Maquina de Chamberí

Calle Ponzano, 39. Tel. 913 99 21 50. Precio medio: 40 euros aprox.

El grupo La Máquina también desembarcó en esta calle gourmet de Madrid. Han distribuido el espacio, que en su día ocupó el restaurante Alborán en dos ambientes: una gran barra de pinchos para el tapeo y un comedor para darse un homenaje. Sus especialidades son arroces, pescados y frituras. Y como servicio extra en una calle tan transitada, tienen servicio de aparcacoches. Y para el verano es de agradecer su terraza en un patio interior.

La Contraseña

La Contraseña

La Contraseña

Calle Ponzano, 6. Tel. 911 72 63 78. Precio medio: 35 euros.

Su fachada no refleja todo lo que tiene este restaurante en su interior. Lo primero que ves al entrar es su barra, muy animada y perfecta para el tapeo y los primeros vinos. Según te adentras en el local encuentras enormes y diáfanos espacios decorados con estilo colonial para degustar tranquilamente la carta.

Y aquí puedes comer un poco de todo, es decir, cocina internacional con buen acabado. Si después hay energía para las copas, La Contraseña tiene una entreplanta para continuar la noche. Y si prefieres intimidad reserva en El Escondido, un lugar aislado del resto del restaurante.

Lambuzo

Lambuzo

Lambuzo

Calle Ponzano, 8. Tel. 915 13 80 59. Precio medio: 25 euros.

La familia Moreno García abrió su segunda sede en la ciudad en Ponzano, donde, entre tanta oferta gastronómica, tenía que estar presente Cádiz. Y esto es lo que ofrecen: producto mayoritariamente gaditano para degustar en tapas o platos y un pequeño colmado o abacería para comprar algunos productos. En la barra o en el comedor, es un sitio perfecto para compartir y probar un poco de todo (de ahí viene Lambuzo, el que come de su propio plato y del ajeno).

Sala de Despiece

Sala de Despiece

Sala de Despiece

Calle Ponzano, 11. Tel. 917 52 61 06. Precio medio: 30 euros.

Imaginemos que alguien busca la esencia y la muestra de una manera original y llena de creatividad. Esto es Sala de Despiece: una barra abierta al tapeo y al bullicio pero… con un envoltorio de lo más moderno. De un blanco impoluto han envuelto el local y a los camareros para resaltar con ello la importancia que le dan al único protagonista: el producto. ¿Y qué hacen con él? Una carta imaginativa con propuestas que no dejan indiferente. El resultado: pásate cualquier día a ver si tienes suerte y puedes entrar.

Muta

Muta Bar

Muta Bar

Calle Ponzano, 10. Tel. 912 50 98 97. Precio medio: 30 euros aprox.

El concepto se llama Muta pero si vas buscando el nombre por la calle no lo encontrarás porque muta constantemente. Cada cierto tiempo transforman el restaurante y lo dedican a algún país o tipo de cocina.

Por allí ha pasado la cocina de Brasil, la de Baleares… y durante el mes de diciembre se ha instalado Smoking Club. Un homenaje al humo y a todo lo que se hace lentamente, con cocciones largas y pacientes. Otra idea de Javier Bonet, el creador de Sala de Despiece.