Bienestar

Dormir desnuda te hará sentir mejor

Las amantes de pijamas tienen malas noticias: dormir con ropa no resulta tan beneficioso del todo.

  1. Bienestar
  2. Sueño
  3. Belleza

Las amantes de pijamas tienen malas noticias: dormir con ropa no resulta tan beneficioso del todo. Recientes estudios demuestran que dormir desnudo es una práctica que deberíamos realizar más a menudo. Una encuesta realizada hace un par de años por Cotton USA, asociación de algodoneros estadounidenses, tomó a más de mil británicos como referencia para la encuesta. A estas personas se les preguntó qué si dormían con pijama en la cama y si eran felices con su pareja. Preguntas que no tienen mucha conexión a priori. Sin embargo, el 57% de aquellas personas que aseguraron dormir en cueros, afirmaron también sentirse felices, frente al 48% de los que usaban pijama y el 43% que usaban camisón para dormir. Pero no sólo afecta al hecho de ser feliz o no, dormir desnudo aporta múltiples beneficios que deberías tener en cuenta antes de ponerte el pijama para conciliar el sueño.

Descansarás mejor

El Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles en Estados Unidos respalda que dormir con pijama hace que aumente la temperatura del cuerpo. Lo cierto es que existen muchos tipos de insomnio y uno de ellos se asocia a la mala regulación de la temperatura corporal. Si duermes más calentito de lo normal puede que no llegues a ese sueño profundo que tu cuerpo tanto te pide. Así que olvídate del pijama y deja que tu cuerpo regule la temperatura por sí mismo. Y felices sueños.

Te mantiene joven…

Siguiendo con la autorregulación de la temperatura, cuando el cuerpo mantiene más grados de lo establecido perjudica la liberación de la melatonina, una hormona que regula el sueño y que, además, combate el envejecimiento de las células. La temperatura adecuada del cuerpo bajo las sábanas es por debajo de 21° C. Porque en la cama, siempre mejor joven y desnudo.

…y más sana

Lo avala la National Sleep Foundation en Washington DC, Estados Unidos. Según un reciente estudio de esta fundación, dormir desnudo regula también los niveles de cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés y a un nivel bajo de glucocorticoides en la sangre. El cortisol previene el colesterol, el aumento de presión arterial o las interrupciones de sueño.

Tendrás mejor sexo

Lo cierto es que dormir desnudos, piel con piel, también libera la hormona del amor, la oxitocina, esa que influye en nuestro despertar sexual, la que nos ayuda a tener mejor humor, a que estemos más contentos y motivados. La oxitocina aumenta considerablemente el deseo de practicar sexo. Si no quieres que el apetito sexual desvanezca, deja de ponerte pijama. Además, según expertos del hospital St George’s de Londres, dormir desnudo reduce problemas como la infección de candidiasis genital, es decir, infecciones por hongos. Si no puedes evitar el frío, mejor ropa holgada, porque los hongos vaginales son prolíferos en ambientes cálidos.

Ayuda a adelgazar

Para entender por qué, hay que explicar la diferencia entre grasa blanca y grasa marrón. La primera almacena energía en forma de grandes gotas de grasa, mientras que la segunda tiene gotas mucho más pequeñas y es capaz de quemarlas más rápido. Dormir desnudo activa la grasa marrón, que es la que ayuda a perder peso de manera más rápida.

Mejora la circulación

Y es que muchas veces dormimos más ceñidas de lo que deberíamos. No es nada cómodo tener notar las gomas elásticas de los pijamas en los tobillos, la cintura, o incluso las mangas. Pero además de incómodo, esto provoca una mala circulación de la sangre por el cuerpo. ¡Fuera prendas en la cama!