CAMBIOS

Canciones para recrearnos en nuestro despecho

Las rupturas nunca son fáciles y mucho menos si se trata de una ruptura unilateral. Porque ¿a quién no lo han dejado alguna vez?

Cómo sobrellevar el fin de una relación. iStock

Cómo sobrellevar el fin de una relación. iStock

  1. Amor
  2. Relaciones de pareja
  3. Psicología
  4. Cantantes
  5. Grupos musicales

Las rupturas nunca son fáciles y mucho menos si se trata de una ruptura unilateral. Porque ¿a quién no lo han dejado alguna vez?

La psicología identifica cuatro fases de duelo hasta la superación:

1. Pérdida

2. Desesperanza

3. Ansiedad

4. Aceptación

Lo peor de todo es que, sin querer, nos recreamos en nuestra desgracia. Se sabe que las emociones pueden ser adictivas, incluida la tristeza. Esto pasa porque nos volvemos dependientes de los químicos producidos por nuestro organismo.

La serotonina es uno de ellos y funciona como neurotransmisor. Es considerada como el responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo. Todos los días, la serotonina se convierta en melatonina y ésta, a su vez, vuelve a convertirse en serotonina. En el momento que el cuerpo produce más melatonina y el ciclo se desequilibra es cuando tendemos a estar en un estado depresivo y de somnolencia.

Es por eso que muchas veces no podemos salir del espiral, ¿o pensabas que ponerte en bucle esa canción de desamor era casual? Nosotros tenemos canciones para todas las fases de la ruptura, así podrás recrearte (aún más) en tu despecho.

Fase 1: Pérdida. Marlango y Natalia Lafourcade

Ha pasado lo que más te temías: lo has perdido. Todavía no te has dado cuenta, no lo has asimilado, por eso no puedes evitar llamarle para hacer declaraciones de amor que nunca en tu vida habías hecho, ¡estás irreconocible!

Si eres de las que no mendigan amor directamente, entonces tu estado de Facebook estará lleno de frases de canciones como las de Marlango, Semilla negra, o la de Natalia Lafourcade, Hasta la raíz. Tu empeño no servirá de nada, la negación es sólo una herramienta para no afrontar la verdad: te ha dejado.

Fase 2: desesperanza. Adele, Marc Anthony y Malú

Una de las fases más desagradables sin duda. En este momento has dejado de creer en el amor y en tu cabeza rondan frases tales como “nunca me volveré a enamorar” o “nunca encontraré a alguien como él”.

Para esta fase existen canciones adecuadas como las de Adele Rolling in the Deep o las de Marc Anthony Ahora quién. Sólo un apunte más: es hora de darte una ducha, de limpiar la casa y de empezar a retomar tu vida social. Aunque si quedas con tus amigos, no vuelvas a sacar el tema, están hartos de escucharte.

Tenemos otra de Marc que también nos gusta mucho, aunque es una versión de Héctor Lavoe: Qué lío.

Y la canción de Malú Loca, también es perfecta para este estadio.

Fase 3: ansiedad. The Cardigans y Shakira

Tu amiga ya ha logrado convencerte de que salgas de casa y te pegues una noche de buena farra. Claro que esas copas de más que has bebido no te han sentado nada bien y, si habías remontado, acabas de echarlo todo a perder mandándole ese mensaje al whatsapp diciendo que le echas de menos.

Esta acción la repites varias veces durante la noche mientras le pides al dj que te ponga el Lovefool de los Cardigans. Como es obvio, te niega esta canción, que sólo tiene temas de electro latino… Así que le pides Nunca me acuerdo de olvidarte de Shakira.

Fase 4. Aceptación. Chenoa

¿Ya has asimilado la realidad? Pues empieza nuevas rutinas sin él y aprende del cambio. Has pasado unos meses muy duros, pero ya es hora de que empieces a ser positiva, aunque te sientas rara.

Aprende a disfrutar de la vida sin pareja, aunque te sigas acordando de él. Toma ejemplo de Chenoa, que sabe mucho de estas cosas.