Elecciones generales

El lío de Ciudadanos con la violencia de género

Albert Rivera trata de redirigir la polémica relacionada con una propuesta de reforma judicial de su partido en materia de violencia doméstica.

Albert Rivera, a su llegada al desayuno informativo del Fórum Europa

Albert Rivera, a su llegada al desayuno informativo del Fórum Europa Efe

La ley prevé penas agravadas para los hombres en cuestión de violencia de género. El programa de Ciudadanos dice que ese agravante debe ser “modificado”: “En cuanto a la actual ley contra la violencia de género, en Ciudadanos pensamos que debe ser modificada para acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo”.

El programa no aclara si el partido quiere eliminar la asimetría para las mujeres o equiparar todos los casos hacia arriba. En el debate a nueve, la número 3 de Ciudadanos por Madrid, Marta Rivera de la Cruz, no supo aclararlo, y dijo frases que confundieron más el asunto: “Es tan grave que un hijo vea cómo su padre mata a su madre que vea cómo su madre mata a su padre". La respuesta de Antonio Hernando, del PSOE, fue: "Las mujeres mueren por su condición de mujeres". Rivera de la Cruz respondió: ”¿Pero de dónde sacas eso?”.

El partido aclaró en una nota de prensa su postura: “Ciudadanos elevará el agravante penal de la violencia contra las mujeres a todos los casos de violencia doméstica de cualquier tipo y condición”. El partido no quiere rebajar las penas para los hombres sino equiparar el resto de casos de violencia doméstica a la que sufren mujeres en manos de hombres. En declaraciones a los medios, Albert Rivera destacó la violencia “contra una pareja gay o un hijo”. Pero la violencia de mujeres contra hombres o entre hermanos también entra en el ámbito de violencia doméstica.

En respuesta a la polémica, Ciudadanos ha anunciado que quiere aumentar las medidas cautelares de control: en España hay 3.000 dispositivos electrónicos para mantener alejados a maltratadores y solo se usan mil, dijo Rivera en su mitin de Málaga. Rivera pidió “un pacto de Estado” porque “cuando matan a una mujer no matan a aun mujer del PP, PSOE, Cs o Podemos: matan a una mujer española”. Rivera ha intentado zanjar este debate: "Nosotros no vamos a hacer política o campaña con temas tan graves como la violencia doméstica”. No parece que los demás partidos aflojen. Hay quien cree que equiparar el resto de los casos con la violencia contra las mujeres es quitarle su especificidad.