Terrorismo islamista

Máxima tensión en la detención de tres miembros de una red yihadista en Cataluña

Se trata de dos hombres, de 32 y 42 años de edad y naturales de Tánger (Marruecos) y una mujer de 24 años natural de Granollers.

Intervención de las fuerzas de seguridad en la vivienda de los miembros de los yihadistas

Intervención de las fuerzas de seguridad en la vivienda de los miembros de los yihadistas G. Civil

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, en colaboración con unidades de la Zona de Cataluña y de la Comandancia de Barcelona han detenido a dos hombres y una mujer implicados en una red de captación y envío de personas para su incorporación a la organización terrorista Estado Islámico (EI).

Los dos hombres, de 32 y 42 años de edad y naturales de Tánger (Marruecos), residían en un mismo domicilio de Barcelona, ciudad en la que han sido detenidos y desde donde se dedicaban, a través de diferentes plataformas virtuales y redes sociales, a difundir el ideario extremista del EI y a captar adeptos para enviarlos a zonas de conflicto, según la nota oficial del Ministerio del Interior emitida esta madrugada.

Por su parte, la mujer, de 24 años y natural de Granollers (Barcelona), ciudad en la que ha sido arrestada, había experimentado un proceso de radicalización que la había llevado a compartir completamente la estrategia de los grupos terroristas extremistas "a los que pretendía unirse en un inminente desplazamiento", añade el comunicado.

Fruto de esta labor de adoctrinamiento extremista, esta mujer había tomado la determinación de desplazarse de forma inminente a Afganistán. De acuerdo con el ministro del Interior, Jorge Fernández-Díaz, tenía "la maleta literalmente hecha" para irse a Afganistán a participar en la yihad.

Fernández ha alertado de la que considera "una de las estrategias de la captación", el reclutamiento de mujeres, y ha subrayado que se utilizan tanto para el combate como para inmolarse y abusar de ellas sexualmente.

Tensión durante los registros

El familiar, un hijo de uno de los dos detenidos según la agencia Efe, se ha abalanzado durante el registro de la vivienda hacia el coche policial para intentar sacar a su padre del interior del mismo, y ha llegado a abrir la puerta posterior del vehículo. Anteriormente, el joven había gritado desde el balcón: "Desde las cinco de la mañana registrando y no habéis encontrado nada".

Cuando el hombre salía esposado de la vivienda después del registro, el joven se ha abalanzado por sorpresa hacia la puerta del coche. Y de forma sorprendente ha podido abrir la puerta posterior derecha del vehículo, en el que había sido introducido poco antes por agentes de la Guardia Civil. Rápidamente, un agente ha impedido que el joven llegara hasta su padre, al empujarle y arrinconarle contra una pared.

El familiar de uno de los detenidos se abalanza sobre el coche de las fuerzas del orden. Toni Albir / Efe

El familiar de uno de los detenidos se abalanza sobre el coche de las fuerzas del orden. Toni Albir / Efe

Mientras tanto, dos mujeres, al parecer también miembros de la familia, gritaban "no hay justicia", "somos árabes honestos" y "no somos terroristas".

Toda la escena se ha podido ver en directo por TV3, que en aquel momento emitía su informativo del mediodía y ha conectado con la redactora que se encontraba cubriendo la información de la detención de los dos hombres. El incidente también ha sido grabado y fotografiado por otros medios de comunicación que han permanecido durante toda la mañana ante el edificio en el que vivían los detenidos, esperando el desenlace de la operación.

El papel de las mujeres en el EI

En España, cerca de un 16% de los detenidos desde 2013 en relación al yihadismo eran mujeres, indica un informe publicado este mes por el Real Instituto Elcano. En el 82% de los casos, estas mujeres tenían entre 15 y 29 años.

"Ya hemos clarificado cuál es la función fundamental de las mujeres: en la casa con su marido e hijos", dice el manifiesto sobre las mujeres del EI. La investigadora del Real Instituto Elcano, Carola García-Calvo, afirma que los captadores del EI centran sus esfuerzos en mujeres solteras con la intención de traer al mundo una nueva generación de combatientes.

Para el grupo terrorista, hay tres "funciones secundarias" principales que la mujer puede realizar en determinadas situaciones. La primera es combatir en la yihad. La mujer se suma a la guerra por designación cuando su país es atacado, los hombres no son suficientes para protegerlo y los imanes así lo deciden. El grupo pone el ejemplo de las mujeres de Irak y Chechenia. La segunda, y más común, dice el manifiesto, es "para estudiar las ciencias de la religión". Por último, "las médicos o las profesoras pueden salir, pero tienen que seguir estrictamente las normas de la [ley islámica]".

La investigación sigue abierta

La operación se ha llevado a cabo en colaboración con diferentes unidades de Cataluña y con la Comandancia de Barcelona, y bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción Número 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Tras las detenciones, el Ministerio del Interior ha anunciado que la investigación sigue abierta para tratar de "esclarecer por completo la estructura de esta red".

El propio ministro Fernández Díaz confirmó que hay cuatro personas que prestarán declaración en relación a las detenciones y, "en función de sus manifestaciones se les pondrá en libertad o a disposición judicial con imputaciones o no de delitos", ha confirmado.

Las actividades de estas células terroristas consiguen dar cumplimiento efectivo a las diferentes líneas de acción que trata de implantar el EI, entre las que se encuentra la de atraer a mujeres para incorporarlas en diferentes papeles dentro de la organización terrorista.

Estas son las segundas detenciones que se realizan en España tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París en los que murieron 130 personas y más de 300 resultaron heridas.

La primera después de la masacre de la capital francesa tuvo lugar el pasado 23 de noviembre, cuando la Policía Nacional detuvo en el Centro Penitenciario de Segovia a A. Chiakhi, preso en esa cárcel, por captar yihadistas y amenazar en nombre del Estado Islámico con poner bombas en Madrid y Barcelona.

Qué es el Estado Islámico y la Yihad

El grupo terrorista yihadista autodenominado "Estado Islámico" pregona sus objetivos expansionistas reivindicando conceptos en árabe a menudo relacionados con el islam y que, sin embargo, estos radicales interpretan a su manera.

Los terroristas hablan de hacer la yihad. ¿Pero qué significa realmente yihad? No quiere decir "guerra santa", sino "esfuerzo" espiritual. Muchos musulmanes consideran este esfuerzo como el sexto pilar de la fe. El islam establece 5 pilares que todo musulmán debe cumplir: creer en Alá como único Dios y Mahoma como su profeta, rezar cinco veces al día, dar limosna a los necesitados, ayunar en el mes del ramadán y peregrinar una vez en la vida -si las circunstancias lo permiten- a La Meca.

¿Pero entonces cómo se convierte algo como un esfuerzo espiritual en una lucha armada? De hecho el yihad entendido como guerra, es lo que el islam entiende como yihad menor. El yihad mayor es la lucha interna con uno mismo para ser mejor. "El yihad menor es lucha que lleva a cabo un musulmán en el contexto de la época del profeta, de defensa y expansión del islam, en guerras declaradas (y) legales que podían ser con pueblos vecinos musulmanes o no musulmanes. (Ahora) es minoritario, de un grupo de desalmados", señala Javier Rosón, analista del Islam en Europa de Casa Árabe. Y recalca que los propios fundamentos del islam son pacíficos.