La ex diputada madrileña por el PP, Josefa Aguado, investigada en el 'caso Gürtel'.

La ex diputada madrileña por el PP, Josefa Aguado, investigada en el 'caso Gürtel'. EFE

Tribunales Josefa Aguado

Una de las 'ranas' investigadas de Cifuentes: “Firmé por confianza en mi jefe”

Una ex diputada negó ante el juez conocer que había fraccionado el pago de una adjudicación. 

Carlota Guindal

La ex diputada madrileña Josefa Aguado, del equipo de Cristina Cifuentes, culpó a su jefe en la época de Arganda del Rey (Madrid) de ser el responsable de fraccionar unos contratos para favorecer a una empresa del líder de la trama Gürtel, Francisco Correa. “Me lo dijo mi jefe. No dudé, de verdad, de corazón, ni dudé”, dijo entre sollozos al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Aguado dimitió el pasado 26 de mayo como diputada de la Asamblea de Madrid después de que De la Mata le señalara por la comisión de tres delitos por su intervención en torno a las X Olimpiadas Escolares celebradas en Arganda del Rey en el año 2007. En ellas se habría favorecido a una empresa de Correa fraccionando los contratos por importes inferiores a los 12.000 euros, de este modo no se realiza un concurso público.

Al ser aforada, De la Mata no podía citarla como investigada y se pasó el asunto al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Cuando este tribunal aceptó proceder a su investigación, la diputada presentó su dimisión y la causa volvió a la Audiencia Nacional.

Arbitrariedad "patente y grosera"

El pasado 30 de mayo, De la Mata, junto a la Fiscalía Anticorrupción, la sometieron a un interrogatorio dentro de una pieza separada del caso Gürtel, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. En éste, Aguado sostuvo que ella no participó en la adjudicación del contrato, sino que se limitó organizar las olimpiadas escolares. Sin embargo, ella, como jefa de Deportes de la Sociedad de Fomento de Arganda del Rey, firmó la aprobación de los pagos a la empresa de Correa. Por su papel en esta adjudicación está siendo investigada por presuntos delitos de prevaricación, fraude y Malversación. La adjudicación de este contrato, valorado en 89.000 euros, se hizo a empresas del líder de la trama Gürtel.

Se fragmentó en siete contrataciones menores para evitar el concurso público. El juez José de la Mata sostiene “que la arbitrariedad con la que autorizó el fraccionamiento de facturas para pagar a una de las empresas de Correa fue “patente, grosera, y desbordó la legalidad de un forma flagrante y clamorosa”.

“No dudé de su palabra”

Según ella misma relató al juez, se aprobó una adjudicación para la preparación de las olimpiadas escolares. “Mi jefe, Juan Fernández Caballero -presidente de la Sociedad para el Fomento y Desarrollo Local de Arganda del Rey- me dijo que firmara que se había hecho el evento, después de la celebración. Me dijo que no se podían pagar esas facturas por un problema con el Ayuntamiento y que se iba a pagar directamente a los proveedores y que salía más barato. No dudé en ningún momento. Me lo dijo mi jefe”, relató ante las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción.

Durante su declaración, Aguado dejó claro que si lo hizo fue porque su jefe le mandó firmarlo y no podía dudar de él. “No dudé de su palabra. Yo nunca había hecho esto, estaba siempre en el polideportivo. Lo que hago es dar fe que se ha hecho ese evento. No podía dudarlo, era mi jefe”, insistió. “Yo no sabía si tenían que salir a concurso o no, yo no estaba en ello. Yo estaba para organizar el evento”, añadió.

Josefa Aguado relató que llegó a ese puesto en Arganda después de dos años en el paro, aunque previamente había sido diputada nacional y concejala en San Sebastián de los Reyes. Pero un año después se fue porque le ofrecieron un puesto más cerca de su casa. A preguntas de su abogado, resaltó que sus estudios se han limitado a los de secretaría.