Cristiano Ronaldo, durante la celebración de la Liga.

Cristiano Ronaldo, durante la celebración de la Liga. EFE

Tribunales Fraude fiscal

El 'caso Ronaldo' señala ya a los asesores fiscales del futbolista

El sobrino de su agente, Jorge Mendes, y otros dos profesionales podrían acabar como investigados.

Carlota Guindal

El jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo intentó este lunes convencer a la jueza que le investiga de que ha declarado correctamente sus impuestos a Hacienda. Sin embargo, las fuentes encargadas del caso no comparten su argumento. Sostienen que declaró erróneamente sus derechos de imagen, cedidos a una sociedad radicada en un paraíso fiscal, para dejar de tributar en España 31,5 millones de euros en cuatro años.

Después de su interrogatorio, los responsables de la investigación barajan ya citar en calidad de investigados a los asesores fiscales del jugador, aquellos que le gestionaron las estructuras societarias opacas y quienes habían intentado engañar a Hacienda para que Ronaldo pagar menos impuestos de los correspondientes.

En su interrogatorio, el jugador señaló a los portugueses Carlos Osorio y Luis Correia, sobrino de su agente Jorge Mendes, como las personas responsables de sus cuentas. Sin embargo, defendió su labor y durante todo el interrogatorio insistió en que habían realizado correctamente sus declaraciones a Hacienda.

La Agencia Tributaria no comparte este criterio. Ya le advirtió, a través de su abogado del Estado, que debe al fisco 14,7 millones de euros, que Ronaldo no ha devuelto. Cantidad que ahora, con las multas correspondientes, se incrementará hasta el doble.

Según ha podido saber el EL ESPAÑOL de fuentes jurídicas, la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón está barajando la posibilidad de citar como investigados a dos asesores fiscales. A éstos, habría que añadir a Chris Farnell, citado por Ronaldo como la persona que le asesoró, durante su época en el Manchester United, para ceder sus derechos de imagen a través de una sociedad en Islas Vírgenes.

Farnell, de IPS Law, reconoce en su página web haber actuado en su nombre durante su estancia en el Reino Unido en varios asuntos comerciales significativos. Éste habría sido quien le habría creado la estructura fiscal que luego siguió utilizando cuando fue fichado por el Real Madrid, según se desprende de su testimonio.

Una organización en la órbita de Mendes

Cristiano Ronaldo utilizó estructuras similares a la de otros jugadores de Mendes, aunque el 'galáctico' quiso desvincular a su agente de toda esta operativa. Para los investigadores, todos los jugadores de la órbita de Mendes investigados por fraude fiscal, como Radamel Falcao, Fabio Coentrao o Ángel Di María, conforman un grupo que ha utilizado similares estructuras con ánimo defraudatorio.

En el caso de Ronaldo, habría cedido sus derechos de imagen a una sociedad llamada Tollin Associates LTD, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas y de la que era socio único. La empresa, a la cual el futbolista habría cedido sus derechos de imagen, traspasó a su vez la explotación de los derechos de imagen del jugador a otra sociedad ubicada en Irlanda con el nombre de Multisports&Image Management LTD, propiedad de Mendes. Con esta estructura se habría beneficiado desde 2010, según la Fiscalía.

El jugador defiende que declaró correctamente al acogerse a la 'Ley Beckham', que permite a extranjeros tributar solo por rentas obtenidas en España al tipo reducido de no residentes (24%). Para su defensa, por esta ley, los derechos de imagen los tributó como rendimiento de capital mobiliario. Sin embargo, Hacienda sostiene que tuvo que hacerlo como actividades económicas, dejando de declarar al Fisco una cuantiosa cantidad económica.

Según explican fuentes del caso, los derechos de imagen no se tributan todos igual. Algunos son capital, como sería si sale sólo la imagen estática del jugador en una fotografía. Y sin embargo sería actividad económica si se trata por ejemplo de un rodaje de un anuncio publicitario. Sin embargo, los asesores de Ronaldo declararon todo desde el punto de vista más ventajoso.

Al igual que en otros casos de futbolistas investigados por fraude fiscal, la Abogacía del Estado, la Fiscalía y los jueces se están planteando dar un paso al frente y actuar contra los asesores fiscales que, en definitiva, son los cooperadores necesarios de estos delitos fiscales.

Todos ellos se acogen a la sentencia del Tribunal Supremo, por la condena del jugador del Fútbol Club Barcelona Lionel Messi, en la que los magistrados criticaron que no se actuara contra los asesores: “No se acierta a encontrar coherencia entre esa estrategia procesal, que garantiza impunidad a tales profesionales, y funda la acusación al recurrente en el empleo de las fórmulas que estos crearon y suministraron al acusado, incluso hasta gestionar su puesta en práctica".

No devuelve el dinero

A día de hoy, Cristiano Ronaldo ha optado por no devolver el dinero que Hacienda le reclama. De no hacerlo, podría acabar sentado en el banquillo de los acusados por cuatro delitos fiscales y podría enfrentarse a penas de hasta 7 años de cárcel.

Si aceptara pactar con la Fiscalía y con la Abogacía del Estado y devolver el dinero, más el pago de una multa; podría conseguir una pena de cárcel inferior a los dos años y con la suspensión de su cumplimiento.

La estrategia de defensa del futbolista, a día de hoy, es no pagar la multa y defender su buen hacer ante Hacienda. Ronaldo cree que van a por él por ser quien es y sostiene que es uno de los contribuyentes individuales que más paga en todo el país. Pero tal y como le recordaron en su interrogatorio, las personas que han detectado el fraude son funcionarios públicos que se limitan a hacer su trabajo.