Lesmes y Catalá en el homenaje del Poder Judicial a servidores de la Justicia víctimas del terrorismo.

Lesmes y Catalá en el homenaje del Poder Judicial a servidores de la Justicia víctimas del terrorismo. Efe

Tribunales

El Poder Judicial rinde homenaje a los servidores de la Justicia víctimas del terrorismo

Han hecho referencia a 14 jueces, fiscales, escoltas y conductores asesinados o heridos por servir a los ciudadanos a través de su trabajo en Juzgados y Tribunales .

E. E.

El Poder Judicial ha rendido este homenaje este lunes en el Tribunal Supremo a los miembros de las Carreras Judicial y Fiscal y otros servidores de la Justicia que han sido víctimas del terrorismo de ETA y los GRAPO.

En el acto, al que han asistido más de 90 familiares de víctimas del terrorismo han participado el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; del presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; del ministro de Justicia, Rafael Catalá, y del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quienes han destacado la entereza y "dignidad" de las víctimas frente a la sinrazón terrorista.

Todos ellos han hecho referencia a un total de catorce personas asesinadas o heridas por las bandas terroristas GRAPO y ETA entre 1978 y 2001 -jueces y magistrados, fiscales, escoltas y conductores- por el hecho de servir a los ciudadanos a través de su trabajo en Juzgados y Tribunales o por acompañarles en su quehacer diario. El homenaje se ha iniciado con el descubrimiento de una placa en su memoria en el vestíbulo del Palacio de Justicia.

La relación de servidores de la Justicia que han sido víctimas del terrorismo en España es la siguiente: Javier Jáuregui Barnaola, juez de paz de Lemoa (asesinado el 8/7/1978); José Francisco Mateu Cánoves, magistrado del Tribunal Supremo (asesinado el 16/11/1978); Miguel Cruz Cuenca, magistrado del Tribunal Supremo (asesinado el 9/1/1979); Vicente Goñi Larumbe, magistrado de Trabajo (sufrió un atentado frustrado el 18/1/1979); Carmen Tagle González, fiscal de la Audiencia Nacional (asesinada el 13/9/1989) y Fernando Mateo Lage, presidente de la Audiencia Nacional (herido el 27/2/1990).

A ellos se suman Francisco Tomás y Valiente, presidente del Tribunal Constitucional entre 1986 y 1992 (asesinado el 14/2/1996); José Antonio Jiménez-Alfaro Giralt, magistrado de la Audiencia Nacional (herido el 12/6/1996); Rafael Martínez Emperador, magistrado del Tribunal Supremo (asesinado el 10/2/1997); Luis Portero García, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla (asesinado el 9/10/2000); José Francisco Querol Lombardero, magistrado del Tribunal Supremo (asesinado el 30/10/2000); Jesús Escudero García, escolta (asesinado el 30/10/2000); Armando Medina Sánchez, conductor (asesinado el 30/10/2000) y José María Lidón Corbi, magistrado de la Audiencia Provincial de Bizkaia (asesinado el 7/11/2001).

"AMARGURA, RECONOCIMIENTO Y ORGULLO"

Durante su intervención, Maza ha reconocido que actos como el de este lunes tienen un poso de "amargura", pero que las familias lo han convertido en algo "heroico y sin rencor". Esta amargura se ve a juicio del fiscal general superada por el "reconocimiento" mediante la placa colocada en la entrada del Supremo y por el "orgullo" que él mismo siente respecto de las personas distinguidas en este homenaje.

Así, ha destacado que "hemos sabido con la Ley y el Estado de derecho" acabar con una lacra como ha sido la del terrorrismo, lo que ha supuesto "fortaleza" para todos los que trabajan por el Estado de Derecho.

Según el ministro Catalá, "no hay derecho más preciado para cualquier persona que el derecho a la propia vida, como así lo propugna -al comienzo del Título Primero- nuestra Constitución".

Así, ha agradecido a las familias el esfuerzo por asistir a este acto "reviviendo una vez más momentos tan dolorosos, pero a la vez dando un ejemplo de vuestra entereza y de vuestra dignidad".

LA INJUSTICIA DEL OLVIDO

Catalá ha señalado que le consta que las víctimas después del atentado han sufrido "como una nueva injusticia, el olvido que aparentemente surge a vuestro alrededor" pero que ello se combate recordando "con letras de oro a todas las víctimas, para que su memoria esté siempre presente".

"Es necesario trasladar y explicar a quiénes son más jóvenes el dolor que ha causado el terrorismo, para que participen con quienes lo habéis sufrido y con toda la sociedad del permanente reproche que merece su sinrazón", ha añadido

Catalá ha concluido citando a Tomás y Valiente en uno de sus últimos artículos antes de ser asesinado: "Hágase justicia para que el mundo no perezca, para que en él se pueda vivir en paz".

Por su parte, el presidente del Constitucional González Rivas ha destacado lo "acertado" de esta convocatoria y ha recordado cómo los españoles han aprendido del "dolor" que el terrorismo ha sembrado en sus vidas, y el "coraje" y la "sensatez" al utilizar la democracia como principal instrumento contra la plaga terrorista. Así, ha aludido también los últimos actos de violencia yihadista en Europa y ha recordado que esta amenaza "no desfallece" y que frente a ella "no debemos mantenernos equidistantes".

Seguidamente ha intervenido el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, quien ha destacado la necesidad de una sociedad "que mire hacia adelante y vea el futuro con optimismo, pero que no olvide".

Igualmente, ha subrayado el "gran ejemplo de entereza, valentía y dignidad" de las familias de las víctimas y ha reconocido que este homenaje salda "una deuda pendiente" con quienes fueron objetivo del terror "precisamente por servir a la Justicia, por trabajar en favor de la convivencia pacífica de la sociedad española".

EL RECUERDO DE HIPERCOR

Además, Lesmes ha tenido un recuerdo para las 21 víctimas mortales y heridos en el atentado del Hipercor de Barcelona, del que se cumple este lunes el 30 aniversario y ha advertido que "no vamos a olvidar, desde la serenidad y desde el aplomo" y que ello será defendiendo con firmeza los valores del Estado de Derecho.

Para terminar el acto ha intervenido el hijo del magistrado del Tribunal Supremo Rafael Martínez Emperador, asesinado por ETA en 1997, Rafael Martínez Die. Además, se ha proyectado un vídeo con imágenes de los homenajeados que han sido cedidas por sus familiares, que todos han podido ver escuchando varias piezas clásicas interpretadas al violonchelo.