Don Benito (EXTREMADURA)

Disparos, lanzazos y atropellos en la reyerta entre dos familias

La trifulca se salda con un fallecido y tres heridos, dos por arma blanca y otro atropellado. 

El barrio de Don Benito donde se produjo el suceso.

El barrio de Don Benito donde se produjo el suceso.

  1. Gitanos
  2. Extremadura
  3. Asesinatos
  4. Armas

Don Benito (Badajoz). 9:30 de la mañana del domingo 30 de noviembre. Calle Laguna. Un hombre de 39 años de etnia gitana comienza una discusión con uno de sus vecinos, otro varón de 56 años de edad. Nada hacía prever que esta disputa, al parecer debido a la existencia de rencillas personales entre ambos, según explica la Policía, fuera a desencadenar en una reyerta entre dos clanes familiares que ha acabado con un fallecido y tres heridos, dos de ellos graves por heridas de disparo y arma blanca.

Una vez iniciada la discusión, otras dos personas, un hombre de 50 años y otro de 62 años, intentan mediar en la pelea. En ese momento, otro varón, de 75 años y padre del de 39 años que había iniciado la pelea, llega al lugar del enfrentamiento y al ver a su hijo enzarzado en la reyerta, "entró en su domicilio, muy cercano a donde se encontraban todos ellos, y salió empuñando un arma de fuego, disparando en el abdomen” a uno de los que había intentado mediar en la reyerta.

Ante esta situación, la otra persona que había iniciado la trifulca se abalanzó sobre el autor de los disparos, recibiendo también dos impactos de bala, señala la Policía Nacional.

"Aprovechando la situación de confusión vivida en esos momentos", el hijo de la persona que estaba disparando, "se hizo con una especie de lanza de fabricación casera, con la que comenzó a lancear a los participantes en la reyerta, hiriendo a varios de ellos", explican fuentes policiales, provocando el intento de huida del hombre que había comenzado a disparar.

En ese momento, y según las primeras investigaciones, el varón de 56 años, que había iniciado la pelea, y pese a que se encontraba herido de gravedad, subió a bordo de un vehículo y atropelló a su agresor.

Los incidentes continuaron en el hospital

Los heridos fueron desplazados en vehículos particulares al Hospital Don Benito-Villanueva, donde continuó la pelea, ya que uno de los grupos quería impedir a toda costa que se le diese asistencia sanitaria al herido por atropello. Finalmente, tuvo que ser trasladado a la comisaría para solicitar escolta y allí fue donde recibió los primeros auxilios por sanitarios del 112, siendo posteriormente trasladado, de nuevo, al hospital.

La trifulca entre ambas familias le ha costado la vida a uno de ellos, debido al disparo en el abdomen y a una herida por lanza. Además, dos de ellos se encuentran en estado grave; uno por herida la lanza “casera” y por un impacto de bala y de fuego atropello; y otro, que presenta un traumatismo craneoencefálico y de tórax, aunque no se teme por su vida.

Uno de los detenidos es el hombre que fue atropellado, que está acusado de ser el presunto autor de los disparos que acabaron con la vida de otro y causó heridas a un tercero en el abdomen. Este último es el segundo arrestado, acusado a su vez de haber sido la persona que presuntamente arrolló al primero.

Ambos se encuentran ingresados en la UCI y están detenidos y custodiados por presuntos delitos de homicidio, homicidio en tentativa, para uno de ellos, y homicidio en tentativa para el otro, según las mismas fuentes. La otra persona herida fue asistida por lesiones arma blanca en la espalda, recibiendo el alta instantes después.

Por su parte, el varón de 39 años de edad, que comenzó la discusión y es hijo de la persona atropellada, ha sido detenido y se le imputa un delito de homicidio en grado de tentativa, por la utilización de la lanza casera para atacar a los otros implicados.

También se ha detenido a un varón de 21 años, hijo de la otra persona que inició la pelea, al que se le imputa un delito de homicidio en grado de tentativa. Además, otro hombre de 31 años de edad ha pasado a disposición oficial por su presunta implicación y al que se le acusa de un delito de riña tumultuaria.

Miedo a represalias

Tras los hechos, la Policía tuvo que reforzar la vigilancia y acordonar la zona, desplazándose hasta el lugar una unidad de intervención para evitar posibles nuevos altercados entre las familias implicadas. Un fuerte dispositivo vigila también Hospital Don Benito-Villanueva y el Centro de Salud José María Álvarez, en el barrio 'Las Malvinas', hasta donde tuvieron que ser trasladadas varias personas afectadas por crisis de ansiedad.

Las autoridades policiales y municipales han recomendado no acercarse al barrio de ‘Las Malvinas’ por precaución y para que las autoridades policiales puedan hacer su trabajo correctamente y sin complicaciones.