Diana Quer

Encuentran el teléfono de Diana Quer en Taragoña

La madre de la joven cree que "alguien tiró el móvil al pasar por la zona" y que confirma su tesis de la "desaparición forzada".

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Dispositivos móviles
  4. Galicia
  5. Taragoña

Un mariscador ha encontrado este jueves a mediodía cerca del puerto de Taragoña un teléfono móvil iPhone 6 de color blanco, el mismo modelo que tenía la desaparecida Diana Quer. Este hallazgo se produce en la localidad gallega donde se perdió la pista de Diana Quer, que desapareció el pasado 21 de agosto de A Pobra de Caramiñal. A través de su abogado -con el que se ha puesto en contado EL ESPAÑOL- la madre de la joven, Diana López Pinel, ha transmitido su creencia de que "alguien debió tirar el celular a su paso por la zona".

Se ha mostrado esperanzada con la noticia y ha confirmado que la Guardia Civil les ha transmitido que, a un 99%, se se trata del móvil de la chica. A juicio de su madre, esto confirma la tesis de que se trata de una desaparición forzada y no voluntaria". El dispositivo móvil encontrado este jueves ya obra en poder de la Guardia Civil y los investigadores han confirmado que no tienen duda de que se trata del mismo terminal de Diana Quer. 

Los últimos datos de la investigación apuntan que fue precisamente en Taragoña donde el móvil de Quer estuvo por última vez activo. Los agentes de la Guardia Civil al frente de la investigación trataban de encontrar el teléfono en la ría de Arousa. De acuerdo a los indicios que manejan los investigadores, Diana Quer subió en un coche tras pasar la noche con sus amigos en las fiestas patronales de A Pobra.

Diana Quer estuvo en Taragoña entre las dos y las tres de la madrugada.

Diana Quer estuvo en Taragoña entre las dos y las tres de la madrugada.

La última señal emitida por el teléfono de Diana Quer era la última de las certezas que manejabann los investigadores. La Guardia Civil tenía marcados sobre el mapa dos puntos clave: una zona portuaria y las inmediaciones de una vieja fábrica de madera. Ambos son lugares próximos a Taragoña frecuentados por jóvenes parejas a bordo de sus coches.