POBREZA

Cáritas destinó 328 millones en 2015 a combatir la pobreza

La inversión aumentó un 7,5% respecto a 2014. El 72,39% de sus fondos provienen de donaciones. 

El presidente y el secretario general de Cáritas Española, Rafael del Río y Sebastián Mora.

El presidente y el secretario general de Cáritas Española, Rafael del Río y Sebastián Mora.

  1. Cáritas
  2. Pobreza
  3. Voluntarios

La memoria de Cáritas Española refleja "el compromiso de lucha contra la pobreza y la desigualdad" a través de una red de "más de 6.000 Cáritas parroquiales". Así lo ha señalado el presidente de la organización, Rafael del Río, durante la presentación de la memoria anual con los datos de 2015.

En el último año, Cáritas ha destinado 328 millones de euros a programas sociales, repartidos por las 70 delegaciones del país. Esta cifra, récord en la historia de Cáritas, supone un 7,5% más que lo invertido en 2014. Mientras el 27,61% de sus recursos provienen de fondos públicos, el 72,39% llegan desde el ámbito privado.Con esto, asegura la organización, ha podido acompañar a 4 millones de personas, 200.000 menos que el año anterior.

Desde 2013, se ha reducido el número de las personas que sufren la pobreza, pero quienes la sufren lo hacen de forma "intensificada". "Se ha cronificado y se hereda", ha apuntado el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora.

Mora ha querido señalar los cinco programas en los que la organización invierte la mayoría de sus recursos: Acogida y asistencia (26,20%), Empleo y economía social (14,16%), Mayores (11,06%), Personas en situación de sin hogar (8,58%) e Inmigrantes (1,26%).

EL PAPEL DEL VOLUNTARIADO

Han sido casi 84.000 personas las que han "sostenido la acción de Cáritas" a través del voluntariado; un 2% más que el año anterior. Para el obispo responsable de Cáritas, Atilano Rodríguez, este dato tiene un lado positivo, puesto que supone que hay "muchos que acogen y acompañan a los que sufren", pero también un lado negativo, y es que "siguen existiendo muchos" que necesitan ayuda.

"La gran noticia es que sigue aumentando el número de personas voluntarias que tratan de romper la espiral de la justicia y la pobreza", ha apuntado Mora. Además, la organización cuenta con casi 4.700 trabajadores contratados. "Esta memoria demuestra que los derechos humanos deben estas en el corazón de los compromisos de la sociedad", ha insistido el secretario general.