MADRID

Carmena pide "igualdad real sin temor" y terminar con la homofobia

Desde el escenario instalado en la plaza de Colón, la alcaldesa de Madrid, ha hecho un llamado contra los ataques contra los derechos humanos y ha destacado el "triunfo" del Orgullo en las calles de la ciudad.

Todo listo para el ensayo definitivo. El escenario ha salido a la calle para abarcar el madrileño paseo del Prado, el decorado tendrá como elementos principales miles de banderas arcoiris y pancartas con lemas por "por la igualdad real" y las decenas de miles de actores y actrices están listos para hacer cumplir el guión: Madrid está preparada para acoger el próximo año el World Pride.

La marcha estatal del Orgullo LGTBI ha comenzado a recorrer este sábado el centro de la capital planteada por los organizadores como un ensayo general de lo que en 2017 se viene encima. Madrid será la sede mundial "de la igualdad" y todo debe salir como está previsto para que los hombres de negro que llevan desde el miércoles en la ciudad examinando los actos programados se lleven la mejor impresión posible. "Madrid es la ciudad que más preparada está para ello, no sólo a nivel infraestructuras, sino porque es una ciudad abierta que permite a todo el mundo ser quien quiera ser", ha explicado la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís.

"Hoy toca divertirse respetando la ciudad en un día en el que se celebran todos los derechos civiles alcanzados y para pensar en las próximas metas que hay que cumplir", ha añadido Villacís como máxima representante del partido de Albert Rivera hoy en la marcha. 

Carmena pide "igualdad real ya, sin temor"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido desde el escenario que ha sido instalado en la plaza de Colón que "la igualdad sea real ya, sin temor y que se pueda visualizar la bisexualidad", denunciando todo ataque homófobo y contra los derechos humanos y la libertad sexual.

La alcaldesa ha agradecido a todos los presentes, "a FELGTB, a COGAM, a la ciudad de Madrid y a todos los participantes por este día". Ha asegurado que "Madrid supo reivindicar con vosotros, cuando todo era clandestino, cuando solo se podía protestar" y ahora Madrid "os abraza y quiere que vuestro escenario sea siempre esta ciudad".

"Me siento orgullosa de ser la alcaldesa de Madrid porque soy la alcaldesa del orgullo más importante del mundo y precisamente por eso es tan importante que en este momento recordemos a Pedro Zerolo y sepamos que Pedro es un madrileño eterno porque siempre estará con nosotros y estará representado en la historia de su ciudad" ha asegurado.

Han sido muchos los políticos y presidentes de organizaciones LGTB los que han recordado al político socialista que luchó por la igualdad sexual y contra la homofobia.

Carmena ha indicado que también "es importante que todos, independientemente de ideologías y partidos, podamos apostar por esos objetivos".

"Queremos que acaben los brotes de homofobia y luchar contra la intolerancia. Tenemos que entenderlos para que nos entiendan, para que no haya nadie que pueda estar contra el movimiento gay" ha pedido la alcaldesa.

Carmena ha resaltado el "triunfo" del orgullo y señalando que las dificultades que en el pasado pusieron algunas personas "ahora están con nosotros, y esa es la mejor victoria, el haber sido capaces de convencerles".

"Madrid es el centro de la comunidad, pero también queremos que esté la comunidad y toda España detrás de nosotros. Por eso queremos convocar a todos para que el año que viene podamos hacer algo único en nuestra ciudad: la celebración del día del orgullo mundial (World Pride Madrid 2017)", ha resaltado.

Carmena ha finalizado su discurso con unas palabras para los asistentes: "Cuidadme la ciudad, cuidad Madrid para que siga siendo lo que hoy es. Viva el orgullo, viva Madrid".

CIFUENTES, AUSENTE POR EL VETO IMPUESTO

Por segundo año consecutivo, el colectivo reclama ‘Leyes por la Igualdad Real ¡Ya!’ para afrontar los retos pendientes y alcanzar una sociedad libre de LGTBfobia. Cuatro activistas de distintos colectivos sociales pondrán cara a estas reivindicaciones que deben estar incluidas en cualquier pacto de gobierno: ley de Igualdad LGTBI, ley Integral de Transexualidad, pacto por la Educación y pacto frente al VIH, el estigma y la discriminación.

Cuatro normas que, según explican a EL ESPAÑOL los organizadores de la marcha (FELGTB y Cogam), han suscrito tres de los cuatro grandes partidos: PSOE, Podemos y Ciudadanos. Sólo el Partido Popular se ha quedado fuera y no ha dado respuesta alguna al requerimiento lanzado por la organización.

De ahí, toda la polémica generada esta semana cuando se conoció la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, cancelaba su presencia en el escenario que recibe a los manifestantes porque, según denunció, había sido vetada. Invitada por ser la máxima responsable del gobierno autonómico, pero vetada por estar al frente de la gestora del PP de Madrid, tal y como ella informó. 

En su lugar, acude Carlos Izquierdo, consejero de Políticas Sociales y Familia. En declaraciones a los medios, Izquierdo ha querido quitar hierro al asunto, y ha analizado que el "veto fue impuesto en el principio, pero luego se quitó". "Lo importante es que hay una representación del Gobierno autonómico", ha dicho el consejero que ha estado acompañado por el director de promoción cultural de la Comunidad.

Por su parte, Marta Higueras, 1ª teniente de Alcalde, asiste en nombre del Ayuntamiento de Madrid. Representando al PSOE, Ibán García, secretario de Movimientos Sociales y Cultura; Iñigo Errejón, secretario político de Podemos; la secretaria ejecutiva de comunicación de Izquierda Unida, Clara Alonso; Juantxo López de Uralde, coportavoz federal de EQUO y Begoña Villacís, como responsable de Relaciones Institucionales de Ciudadanos.

A todos ellos los recibirá la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el escenario habilitado al final del recorrido en la Plaza de Colón. Será el mismo que el año pasado fue multado por el propio consistorio de la capital por exceder los decibelios máximos permitidos. Este año no volverá a pasar. Y es que el pleno del Ayuntamiento aprobó, con la abstención del PP, este miércoles una proposición para dotar a la fiesta de "interés general". Una categoría similar a la que gozan los San Fermines de Pamplona o Las Fallas de Valencia. Con esta nueva denominación, se elevan también el ruido máximo posible sin ser multado.