Gestación subrogada

El Comité de Bioética del Gobierno dice que la maternidad subrogada es "explotación de la mujer"

Un informe de este órgano asesor pide prohibir los llamados vientres de alquiler y sancionar a las agencias que faciliten la actividad.

Una mujer embarazada.

Una mujer embarazada. CC

  1. Gestación subrogada
  2. Maternidad

El Comité de Bioética del Gobierno ha pedido prohibir la maternidad subrogada y sancionar a las agencias que faciliten esta actividad. El Comité es un órgano consultivo de expertos que asesora al Ejecutivo en cuestiones éticas y sociales relacionadas con las Ciencias de la Salud. Su informe, dado a conocer este viernes, es demoledor, pero no vinculante. Asegura que "si bien el deseo de una persona de tener un hijo constituye una noble decisión, ello no puede realizarse a costa de los derechos de otras personas".

El Comité decidió elaborar el informe a iniciativa propia "dada la preocupación que suscitaba a sus miembros el debate presente en la opinión pública y en algunas instituciones sobre la conveniencia de regular o, al menos, dotar de legalidad, a los contratos de maternidad subrogada". Ciudadanos es el único partido que ha pedido abiertamente legalizar y regular los llamados vientres de alquiler en una ley. 

La mayoría del Comité no sólo se posiciona en contra y pide su prohibición a nivel internacional, sino que además considera que cualquier contrato de gestación subrogada, incluido el altruista, "entraña una explotación de la mujer".

"La mayoría del Comité entiende que todo contrato de gestación por sustitución, lucrativo o altruista, entraña una explotación de la mujer y un daño a los intereses superiores del menor y, por tanto, no puede aceptarse por principio", dice.

El informe pide la nulidad de los contratos de gestación y la sanción a las agencias que se dediquen a ello. Mientras se establece un marco legal que garantice esa prohibición, el Comité propone un período transitorio que permita la filiación de los niños nacidos en procesos de maternidad subrogada en los que puedan estar inmersos familias españolas en el extranjero