Juan Ignacio Zoido en la sesión de control al Gobierno celebrada esta tarde en el Senado.

Juan Ignacio Zoido en la sesión de control al Gobierno celebrada esta tarde en el Senado. Javier Lizón Efe

CASO LEZO

Zoido explica que Ignacio González le telefoneó y le pidió "tomar un café"

El expresidente de la Comunidad llamó al ministro del Interior tras su nombramiento aunque el encuentro nunca tuvo lugar.

Ana I. Gracia

Ignacio González también intentó verse en persona con el ministro del Interior cuando sabía que ya estaba perseguido por la Justicia. El expresidente de la Comunidad de Madrid llamó telefónicamente a Juan Ignacio Zoido cuando Mariano Rajoy le nombró ministro. El motivo oficial de la llamada era para felicitarle por su nuevo puesto. Sin embargo, el ya expresidente de la Comunidad de Madrid le pidió "tomar un café" para verse en persona, según confirman a EL ESPAÑOL fuentes del departamento que dirige Zoido.

El ministro se limitó a responderle afirmativamente pero fuentes de su entorno aseguran que "nunca" se vieron cara a cara. A pesar de esta reunión frustrada, González sí consiguió que su hermano Pablo se personara en el despacho de la mano derecha de Zoido, el secretario de Estado José Antonio Nieto, para supuestamente hablar de MercaCórdoba. El 'número dos' de Interior comparecerá públicamente este viernes para aclarar lo que sucedió en su despacho.

Zoido ha sido el primer ministro en dar explicaciones por la reunión que el hermano de Ignacio González tuvo en la sede del ministerio del Interior en la sesión plenaria que el Senado celebraba este martes por la tarde. La teoría que ha mantenido para circunscribir la reunión entre el investigado y el secretario de Estado de Seguridad es que "si quisiéramos destruir pruebas no nos reuniríamos a las nueve y media de la mañana, con luz y taquígrafos, en un despacho del ministerio".

La reunión que mantuvo Nieto y González fue, según el ministro, para tratar la "seguridad de los nuevos centros de Mercasa", la empresa pública donde Pablo González era directivo hasta que le detuvo la Guardia Civil. "La petición de la visita se hizo el 8 de enero y no lo recibió hasta el 8 de marzo, mes y medio antes de que ocurriera el desenlace de la operación Lezo", continuó.

Una intervención del teléfono de Pablo González, sin embargo, pone en duda la versión que mantienen a día de hoy Nieto y Zoido. Según la versión que el hermano del expresidente ofreció a una tercera persona, la reunión había sido "interesante" y quedaron en revelarle los detalles en persona, "no por teléfono". Fuentes del entorno del ministro han descartado hacer valoraciones sobre el motivo final del café que Ignacio González pidió tomarse con Zoido.