PODEMOS

Los errejonistas denuncian que los pablistas no respetan la democracia interna

Los tres cargos de Espinar reabren la guerra entre las diversas corrientes de Podemos. Afines a Errejón claman contra la Comisión de Garantías. 

Espinar e Iglesias se saludan en el Congreso.

Espinar e Iglesias se saludan en el Congreso.

  1. Íñigo Errejón
  2. Pablo Iglesias
  3. Podemos
  4. Ramón Espinar

En Podemos no ganan para disgustos. La pelea entre las corrientes que lideran Pablo Iglesias e Íñigo Errejón ya casi son una costumbre. El último episodio acontecía este jueves, a cuenta de la decisión de la Comisión de Garantías de Podemos de permitir Ramón Espinar acumular tres cargos distintos: senador, secretario general en Madrid y diputado autonómico. En este caso, los próximos al secretario político no han ahorrado en críticas a sus rivales internos. Entre otras cosas, ponen en cuestión que los pablistas respeten la democracia interna de la formación. 

Rita Maestre, derrotada por el líder de Podemos Madrid, ha dicho que "respetar la democracia es respetar los documentos" y ha pedido "que la burocracia no rompa el espíritu de lo votado por la mayoría". Con esas palabras, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid se refería al principio de "una persona, dos cargos" que aprobaron las bases del partido de los círculos en las primarias. 

En las recientes primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid hubo dos rondas de votaciones. En la primera, se aprobaron los documentos que rigen el funcionamiento del partido. Y en la segunda se decidió quiénes liderarían la formación morada en la comunidad. Según los estatutos aprobados por las bases en la primera de esas votaciones, un representante de Podemos podría acumular como mucho dos cargos. En concreto, el documento "Órganos autonómicos: función y coordinación", propuesto por la candidatura de Maestre y refrendado por los militantes, estipula esta forma de actuar: "Una persona, dos cargos, con independencia de si éstos son internos o externos".

Espinar pregunta a la Comisión

Hace unos días, el propio Ramón Espinar acudió a la Comisión de Garantías de Podemos para que este órgano, presidido por la diputada Gloria Elizo y formado por diez miembros, aclarase su situación. Este jueves El Mundo desvelaba que la Comisión ha decidido permitir a Espinar acumular tres cargos: senador, secretario general en Madrid y diputado autonómico en la Asamblea. 

El argumento de la Comisión es que renunciar a alguno de los dos cargos públicos que ostenta Espinar "agotaría la posibilidad de ejercerlos" ya que uno depende del otro,m informa Europa Press. También señala que, si se entienden estos dos puestos como dos cargos diferenciados, se arrebata a esa persona "la posibilidad de optar a cargos de representación interna dentro del Partido, cosa que podría contravenir lo dispuesto en el Artículo 8 de la Ley Orgánica 6/2002 de Partidos Políticos". 

Además, la Comisión señala que el nuevo secretario general de Podemos en Madrid "no tiene estatutariamente más limitaciones en su derecho fundamental a la participación política que las previstas en el Código Ético que ha suscrito de forma voluntaria, expresa y personalmente", reglamento que no incluye limitación alguna respecto a los cargos a desempeñar en el partido. En suma, la Comisión permite a Espinar mantener sus tres cargos. 

Errejón y sus afines

Una vez que se ha conocido esta decisión de la Comisión de Garantías, las reacciones del sector errejonista no se han hecho esperar. Primero, el propio Errejón ha dicho en Al rojo vivo (La Sexta) que "si se le pide a la gente que vote y exprese posiciones, esas posiciones sean respetadas" y, en esa línea, ha agregado que "así votó la gente en Madrid y preferiría que se respetase ese criterio". 

Después, Maestre ha publicado el citado mensaje en Twitter: "Respetar la democracia es respetar los documentos. Que la burocracia no rompa el espíritu de lo votado por la mayoría". Y rápidamente algunos miembros de Podemos Madrid conocidos por su afinidad a Errejón, como Tania Sánchez, Clara Serra o Emilio Delgado, han propagado el texto.

El propio afectado también ha entrado al trapo, con otro mensaje en Twitter que tiene como destinatarios a sus rivales internos: "Trabajar por la gente, respetar la democracia también cuando no has ganado. Que Podemos hable más de propuestas y menos de sí mismo". 

"La Comisión se distancia de sí misma"

Además, el responsable de Discurso de Podemos, muy cercano al secretario político y a Maestre, ha afirmado en que "la Comisión de Garantías se ha distanciado de su propio cometido y de las razones que le dan sentido". "Si se ha dado todo un proceso democrático que ha llegado a unos consensos, la Comisión de Garantías debe saber escuchar este mandato", ha reflexionado en su canal de Telegram. 

Moruno también explica que "ahora mismo la legitimidad democrática choca con una Comisión de Garantías que desoye y aplica 'recomendaciones' de manera arbitraria". "No es la primera vez", agrega. Por último, pide a sus rivales en las primarias que trabajen para cambiar cómo funciona este órgano del partido morado. "Estoy seguro de que existe un amplio consenso en Podemos sobre esta cuestión y que los y las compañeras de Juntos Podemos, especialmente Reinicia [candidatura anticapitalista que se alió con Espinar], acatarán lo votado y decidido por la gente", apostilla.