Los reyes en Portugal

El ‘Podemos’ portugués también boicoteará a Felipe VI en el Parlamento luso

Los diputados del Bloque de Izquierda no aplaudirán al “representante de una monarquía instaurada por un dictador”.

Felipe VI, junto al alcalde de Lisboa, Fernando Medina.

Felipe VI, junto al alcalde de Lisboa, Fernando Medina. Efe

  1. Felipe VI
  2. Portugal
  3. Podemos
  4. Bloque de Izquierda

En menos de dos semanas Felipe VI ha tenido que pronunciar discursos en dos parlamentos diferentes. El 17 de noviembre, el rey asistía a la apertura solemne de la XII Legislatura de las Cortes en el Congreso de los Diputados en Madrid. En esa ocasión los diputados de Unidos Podemos (UP) le hacían un desplante, rehusando aplaudir tras la conclusión del discurso del monarca. El senador de Izquierda Unida (IU), Iñaki Bernal, quebrantó el protocolo manteniéndose de pie en su escaño y exhibiendo una bandera tricolor con el lema ‘III República’ escrita en ella, mientras el diputado Diego Cañamero llevaba una camisa en la que se podía leer la reclamación, “yo no he votado a ningún rey”.

El miércoles Felipe VI, de visita de Estado en Portugal, hará un discurso ante los 230 diputados de Asamblea de la República, el órgano legislativo del país vecino ubicado en el céntrico Palacio de São Bento. En más de 40 años de democracia, sólo ocho Jefes de Estado extranjeros han sido invitados a dirigirse a los diputados lusos, y la mayoría de ellos han sido presidentes de ex colonias portuguesas.

Hace 16 años Juan Carlos I tuvo el mismo honor que este miércoles recae sobre su heredero, pero en el año 2000 la composición de la cámara era distinta, con mayoría absoluta de un Partido Socialista moderado. Felipe VI hablará ante una Asamblea dominada por una alianza parlamentaria de la izquierda más alternativa, en la que el Gobierno minoritario de António Costa depende de los votos de los 19 diputados del Bloque de Izquierda (BI) –partido considerado como el Podemos de Portugal– y los 15 representantes del Partido Comunista Portugués (PCP).

‘Rechazamos a los reyes’

Ambos partidos son fervientemente republicanos, pero también tienen cierta obligación de no crear un disgusto innecesario para el Gobierno socialista que apoyan, de cuya parte vino la invitación a Felipe VI. ¿Cómo ven la presencia de un monarca en el corazón de la República?

“No lo vemos con buenos ojos”, afirma Jorge Costa, diputado del BI, a EL ESPAÑOL. “Parece mentira que una persona que nunca se ha sometido a elecciones venga a pronunciar un discurso en la sede de la soberanía nacional. Pero hay una diferencia muy grande entre quienes escuchan el discurso y la persona que lo pronuncia en esta ocasión: mientras unos fueron elegidos por el pueblo, el otro ha sido colocado por Franco”.

“Rechazamos reyes al igual que rechazamos dictadores. No tienen el estatuto para dirigirse a nosotros, y es peor aun cuando hablamos de una persona que combina los dos instituciones que no respetan el sufragio popular, pues hablamos de una monarquía instaurada por un dictador”, añade.

Costa dice que los diputados del BI no participarán en ninguno de los actos protocolarios relacionados con la visita de Estado y los representantes del partido no recibirán al rey a su llegada al Palacio de São Bento. Los miembros de su partido permanecerán dentro de la cámara durante el discurso de Felipe VI, pero al igual que hicieron los diputados de Podemos en su momento, no aplaudirán la intervención real.

“Cuando habló su padre en el año 2000 los dos diputados que teníamos en ese momento se ausentaron para mostrar su repulso a la institución monárquica, pero en esta ocasión hemos decidido evitar protagonizar un incidente. Que diga lo que tenga que decir y que se marche”, señala.

A diferencia del grupo parlamentario del BI, los diputados comunistas sí recibirán al rey, participando en el protocolo establecido por el Parlamento y mostrando todo el respeto debido a un Jefe de Estado extranjero durante su comparecencia en la cámara.“Nosotros vemos esta visita con total naturalidad”, explica la diputada comunista Carla Cruz. “El rey de España es el Jefe de Estado de un país vecino, y su visita se enmarca en el contexto de las excelentes relaciones entre España y Portugal”.

Cruz sostiene que la recepción del monarca no implica que su partido tenga menos convicciones republicanas que otros. “No tiene nada que ver, esto es un tema de diplomacia y protocolo. España tiene su modelo de Estado, una cuestión que corresponde, en todo caso, a los españoles. Por nuestra parte, recibiremos al rey con toda cordialidad, como haríamos con cualquier otro representante de un país amigo”.

Los comunistas sí aplaudirán al rey

El diputado bloquista Costa dice no sentirse muy sorprendido por la posición del PCP en este respecto –“es un partido político que se formó hace 95 años y tiende a ser bastante institucional en estos sentidos”–, pero asegura que su partido se mantendrá firme en el rechazo a la visita real.

“Nosotros nos hemos mostrado en contra de esta comparecencia desde el principio. El presidente de la Asamblea ha decidido extender la invitación a esa persona y nosotros estaremos en el Parlamento como cada día, presentes para trabajar y para representar al pueblo. No estamos ahí para dar ovaciones a ese individuo”, dice.

El diputado añade que aunque su grupo parlamentario no plantea manifestaciones adicionales de su descontento con la comparecencia de Felipe VI, respeta la actuación de diputados españoles como Bernal y Cañamero: “Los diputados españoles tienen toda la legitimidad para expresarse de esa manera. Me parece correcto que ejerzan su libertad de expresión para defender las convicciones republicanas del pueblo que representan”.