DIVISIÓN EN PODEMOS

Otro frente abierto entre Iglesias y Errejón: la ruta de Echenique

Afines al secretario político critican las visitas a los círculos antes de Vistalegre II.  

Alberto Garzón conversa con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Alberto Garzón conversa con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Efe

  1. Pablo Iglesias
  2. Pablo Echenique
  3. Íñigo Errejón
  4. Unidos Podemos

La guerra entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se libra por la futura identidad de Podemos. Y los frentes en los que se ven las diferencias entre errejonistas y pablistas son varios. Ahora se ha abierto otro que, si bien es menor, también sirve para demostrar que las hostilidades también afectan a la secretaría de Organización que dirige Pablo Echenique. Su ruta "Atarse los cordones" es ya otro motivo de discrepancia. 

Íñigo Errejón siempre decía que los inicios de Podemos habían sido demasiado apresurados. Y lo explicaba con una metáfora: “Es como correr y atarnos los cordones a la vez”. Una forma de expresar que ese ritmo acelerado había causado algunos desajustes en la arquitectura de la formación morada. De hecho, el día en que Pablo Iglesias presentaba a Pablo Echenique como nuevo secretario de Organización tras haber fulminado al errejonista Sergio Pascual, allá por marzo, el elegido hacía referencia a esta expresión.

Una metáfora y los errores estructurales

En concreto, Echenique se refería a algunos errores estructurales en la creación de Podemos y se presentaba como el artífice para solucionarlos. Para expresarlo, decía que “como bien comenta el compañero Íñigo Errejón es como correr y atarse cordones a la vez, cosa que yo nunca he tenido que hacer”. Una de las tareas que se proponía aquel día era ampliar la importancia de los círculos en la toma de decisiones. Se trataba de auspiciar un partido menos vertical y más horizontal. Como ya no habría que “correr” para pelear en contiendas electorales -aunque después llegasen las elecciones de junio-, era hora de “atar los cordones” de la formación morada.

Echenique ha trabajado con ahínco en esa labor desde entonces. Y ahora, en noviembre, seis meses después, la Secretaría de Organización ha puesto en marcha la citada ruta “Atarse los cordones”, que básicamente consiste en visitar los círculos de Podemos para recabar la opinión de las bases sobre cómo debe mejorarse el partido.

Descentralizar sí, consultar ahora no

Esa necesidad de consultar a los círculos no está en discusión. Como también hay acuerdo entre unos y otros acerca de que es el momento de "descentralizar" Podemos. Sin embargo, entre algunos afines a Errejón consideran que no es el momento oportuno para que Echenique recorra España, teniendo en cuenta que quedan pocos meses para la celebración de la II Asamblea Ciudadana de Podemos, más conocida como Vistalegre II.

Aunque no lo digan con esas palabras, esta visión lleva implícita una crítica la Secretaría de Organización porque con este viaje podría favorecer las aspiraciones del sector pablista en ese cónclave decisivo. Una crítica tibia, pero que muestra que los nervios están a flor de piel entre las diferentes corrientes, más aún tras la pelea por Madrid entre las candidaturas de Ramón Espinar y Rita Maestre. 

La pasada semana, durante una comparecencia, al propio Echenique se le preguntó por este particular. Y su respuesta fue recordar que la Secretaría de Organización había llevado la propuesta de la ruta a la Ejecutiva -donde está Errejón- y que existe consenso respecto a la necesidad de “fortalecer la base de la organización”. Incluso, señaló que el momento sí es adecuado precisamente por la cercanía del congreso de Podemos, con la idea de “proponer una metodología para que la voz de los círculos pueda llegar más alta y clara a la segunda asamblea ciudadana estatal”.

Los cordones morados

La ruta se iniciaba el pasado domingo, 20 de noviembre, en Pamplona. Y este mismo fin de semana continúa en Canarias. Después, Echenique visitará casi todos los rincones de España para consultar a sus círculos sobre el Podemos del futuro. 

Un botón de muestra de cómo viven unos y otros esta ruta está en las redes sociales. En ellas puede verse cómo entre los pablistas abundan los comentarios positivos sobre "Atarse los cordones", incluidas las imágenes de algunos de ellos con los cordones morados. Entre los errejonistas el entusiasmo es, al menos por ahora, mucho menor respecto a esta ruta que se produce en un momento clave para el partido.