Pactos de Gobierno

El PNV cierra filas con Homs el mismo día que firma su pacto con el PSE

Podemos pide al PSOE que aclare su modelo territorial por permitir al PSE lo que prohibía a Sánchez.

Ortuzar, presidente del PNV, con Urkullu y Mendia durante la firma del pacto de Gobierno.

Ortuzar, presidente del PNV, con Urkullu y Mendia durante la firma del pacto de Gobierno.

  1. Congreso de los Diputados
  2. PSOE
  3. PNV
  4. PSE
  5. Francesc Homs

El mismo día que el PNV y el el PSE firmaban su pacto de Gobierno, los nacionalistas vascos cerraron filas con Francesc Homs, el diputado del Partido Demócrata Catalán (la antigua Convergencia) requerido por el Tribunal Supremo para la causa por la consulta del 9 de noviembre de 2014 sobre la independencia de Cataluña, considerada ilegal por el Tribunal Constitucional. 

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, participó en un acto de apoyo a Homs, al que el Supremo quiere encausar por permitir la consulta y trabajar en su organización mientras era conseller de Presidencia y portavoz de la Generalitat. En esa muestra de apoyo también participaron el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el expresident Artur Mas y representantes de ERC, Unidos Podemos y Bildu. 

El Supremo había solicitado, por la vía del suplicatorio, que el Congreso revocase la protección que como diputado tiene Homs para ser juzgado. El PSOE estuvo a favor, como el PP y Ciudadanos, por lo que Homs tendrá que vérselas con el Supremo. Todos los partidos independentistas y Podemos, en contra. El PNV, que por la mañana firmó en Vitoria su acuerdo con el PSE, por la tarde se posicionó con estos últimos. 

Según el portavoz de los nacionalistas en el Congreso, Aitor Esteban, el de Homs es un caso "de libro" de la utilización de los tribunales para resolver un problema "estrictamente político". El PSOE se encuentra, en estos momentos, en una situación delicada desde el punto de vista de la explicación de su modelo territorial, como este martes se encargó de poner de manifiesto Podemos. 

Euskadi, nación con derecho a decidir

En Euskadi, el PSE ha llegado a un pacto con el PNV que incluye la reforma del estatuto de autonomía para reconocer a Euskadi "como nación" y "el derecho a decidir del Pueblo Vasco y su ejercicio pactado en un marco de negociación y acuerdo dentro del ordenamiento jurídico vigente en cada momento".

Estos pasajes, contenidos en un amplio acuerdo de gobierno que otorgará a los socialistas tres consejerías, ha levantado ampollas en algunos de los sectores que más recelan del nacionalismo. Sin embargo, el PSOE ha respaldado públicamente el acuerdo, incluso a pesar de que la Gestora que dirige el partido conoció los detalles casi al mismo tiempo que la prensa. El portavoz de la Gestora, Mario Jiménez confió este martes "plenamente" en el "papel equilibrador" del PSE en el País Vasco.

"Nos critican por este acuerdo, pero todo lo que dice lo subordina a la Constitución y las leyes. Es lo que siempre hemos defendido para Cataluña y no se ha hecho", explicaba en el Congreso un diputado socialista vasco, muy dolido por la interpretación que han hecho los "recentralizadores", según él. "Que me digan la alternativa: ¿un Gobierno del PNV con Bildu, que eran lo que querían muchos en el PNV?", se pregunta. "El problema de la Gestora es que no ha defendido con firmeza el acuerdo por los complejos que tienen muchos sobre la idea de España", lamenta. 

El PNV tiene claros cuáles son sus aliados y son distintos según el momento. Como nacionalistas, hablan de Euskadi como nación y sienten simpatía por el independentismo catalán. El pacto de gobierno lo han fraguado con el PSE y en paralelo negocian con el PP los presupuestos del Estado. 

Podemos aprovecha para criticar al PSOE

Para Podemos, es el PSOE quien no tiene las cosas claras. En rueda de prensa, Íñigo Errejón criticó a los socialistas por permitir en Euskadi lo que no querían ni en pintura que intentase Pedro Sánchez cuando era líder del partido. 

"El anterior Comité Federal le dijo a la dirección del PSOE que no podía no acordar sino entablar negociaciones con formaciones que defendieran el independentismo, subrayo, o el derecho a decidir", explicó el número dos de Podemos, en referencia a los límites impuestos a Sánchez en diciembre del año pasado. Entonces, dirigentes territoriales como Susana Díaz buscaban impedir a toda costa que Sánchez llegase a un pacto con Podemos y los independentistas y por eso le impusieron fuertes restricciones. Sin embargo, son ahora el socialismo andaluz y la Gestora los que respaldan, aunque no sea con gran entusiasmo, el acuerdo con el PNV.
"El PSE acaba de llegar a un acuerdo con el PNV en el que se habla del reconocimiento de Euskadi como nación y una reforma estatutaria que conduzca al reconocimiento del derecho a decidir dentro de los cauces de la legalidad. No nos parece mal que hayan llegado a ese acuerdo", dijo Errejón. "Ojalá el PSOE hubiera tenido el mismo margen para llegar a un acuerdo que ha tenido el PSE. Nos gustaría saber cuál es la postura del PSOE en materia territorial y a quién nos tenemos que dirigir para saber qué podemos acordar en un sentido u en otro", suplicó.