LA NUEVA LEGISLATURA

Cospedal y Zoido dan un giro este viernes a la cúpula de la seguridad en España

Agustín Conde se perfila como secretario de Estado de Defensa, José Antonio Nieto, el último alcalde de Córdoba, de Seguridad, y José Manuel Holgado como director de la Guardia Civil.  

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y su secretaria general, María Dolores de Cospedal.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y su secretaria general, María Dolores de Cospedal. Efe

  1. María Dolores de Cospedal
  2. Defensa
  3. Ministerio del Interior
  4. Juan Ignacio Zoido
  5. España

Los juegos de poder en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy continúan este viernes con los nombramientos en los segundos escalones del organigrama. María Dolores de Cospedal ha comenzado a mover sus peones en su particular partida contra Soraya Sáenz de Santamaría. Este viernes, la ministra de Defensa- en colaboración con su íntimo amigo Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior- dará un giro a la cúpula de seguridad en España con “criterios muy políticos”, según fuentes conocedoras de los nombramientos en este próximo Consejo de Ministros. Como secretario de Estado de Defensa se perfila Agustín Conde, de 46 años, un hombre muy cercano a Cospedal que a los 30 años se convirtió en uno de los alcaldes más jóvenes de España.

Conde fue pulverizado por José Bono en las elecciones autonómicas de Castilla La Mancha de 1999 y se refugió en el Senado, donde estuvo como representante de Toledo hasta que en 2011 consiguió su sueño de convertirse en diputado nacional. En El Congreso ejerció de portavoz de Defensa hasta el pasado 20D, cuando quedó fuera de unas listas en las que sí salió elegida Cospedal. Meses más tarde, Conde fichó gracias a la ayuda de Cospedal como miembro del Consejo de Administración de Red Eléctrica, una empresa con participación estatal con un salario de 120.000 euros al año que complementa los ingresos de su despacho de abogados en Toledo.

Según fuentes cercanas a Conde, el previsible nombramiento de este viernes supone abandonar una vida placentera- cuatro días de despacho en Toledo y apenas un par de reuniones al mes en Madrid con Red Eléctrica, con tiempo suficiente para el golf, una de sus grandes pasiones. Pero Conde siempre ha sentido una enorme atracción por “todo lo militar”, según estas fuentes: tiene un master en Defensa Nacional y fue miembro de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN.

El cordón de seguridad de Cospedal frente a Soraya y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con el que no ha conseguido hacerse, incluye el ministerio de Interior en manos de Zoido, con el que la une una estrecha amistad desde que éste fue delegado del Gobierno en Castilla La Mancha mientras ella era subsecretaria de Interior. José Antonio Nieto Ballesteros, también de 46 años, se perfila como secretario de Estado de Seguridad en sustitución de Francisco Martínez, letrado de Cortes que vuelve a su puesto de trabajo en el Congreso.

El vínculo de Nieto con Cospedal y Zoido es tan estrecho como el de Conde: cuando Javier Arenas fue sustituido en Andalucía por una gestora en 2014, estalló la pugna entre Cospedal y Santamaría por el nombramiento del líder del PP en esa comunidad autónoma. Al final ganó Santamaría al nombrar a Juan Manuel Moreno. El candidato de Cospedal, que era Nieto, perdió la alcaldía de Córdoba en las elecciones municipales del año pasado y ahora es diputado nacional. Con su previsible nombramiento de este viernes, Cospedal conseguiría resarcirse frente a Santamaría, que lo dejó fuera en Andalucía.

Como director general de la Guardia Civil se perfila otro andaluz, José Manuel Holgado, un magistrado sevillano compañero y amigo de Zoido. En la Policía se prevé que Germán López Iglesias, hasta ahora Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Badajoz, releve a Ignacio Cosidó. Gregorio Serrano López, concejal en el Ayuntamiento de Sevilla y profesor de Derecho Tributario y Financiero, ocuparía la dirección de Tráfico.