Las entrañas del negocio sanitario

Puig pide acabar con la "opacidad" de Ribera Salud : "La sanidad no es un negocio"

El presidente de la Generalitat valenciana aboga por la "máxima transparencia" para defender el sistema de salud público. 

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

  1. Ximo Puig
  2. Sanidad
  3. Hospitales
  4. Valencia
  5. Ribera Salud
  6. Salud pública

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado este jueves la necesidad de acabar con la "opacidad" de Ribera Salud y de que haya "la máxima transparencia", tras la informaciones publicadas por este diario. Puig ha subrayado que "solo desde la transparencia y la evaluación se pueden tomar decisiones".

Para Ximo Puig, "la salud no es un negocio, ante la enfermedad los ciudadanos tienen que ser iguales y los trabajadores también tienen que ser iguales en lo que es el sistema de salud". "Queremos mantener y potenciar un sistema de salud público en nuestro país", ha resaltado.

Puig se ha expresado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación en Alzira (Valencia), donde ha inaugurado la jornada de presentación del I Plan Valenciano de la Producción Ecológica.

El jefe del Consell ha sido preguntado por la petición de documentación e información que ha hecho la Conselleria de Sanidad Universal a Ribera Salud para conocer si facturó comisiones a través de una empresa, B2B, sin conocimiento de la Generalitat valenciana, por la compra de productos farmacéuticos.

"Yo quiero que haya máxima transparencia", ha resaltado Puig, quien ha añadido que "lo que parece, por lo que ha dicho la consellera, es que hace bastante tiempo que se está exigiendo a Ribera Salud que aporte toda la documentación".

Así, ha hecho hincapié en que "se trata de que se acabe con la opacidad, que haya transparencia", porque "solo desde la transparencia y la evaluación se pueden tomar decisiones".

El jefe del Consell ha señalado que "desgraciadamente este modelo de gestión cuenta con dificultades por falta de transparencia y por la conflictividad que hay a la hora de evaluar los costes". Al respecto, ha indicado que el anterior Gobierno valenciano "tenía juicios en algunas concesiones" y que "desde 2008 no ha habido ningún tipo de liquidación", a pesar de que tiene que ser anual.