Brexit

Dastis no quiere "atosigar" a Reino Unido con Gibraltar

El ministro de Exteriores deja de lado la reclamación de soberanía sobre la Roca en su primera reunión con Boris Johnson.

Dastis saluda al jefe de la diplomacia británica durante su primera reunión bilateral

Dastis saluda al jefe de la diplomacia británica durante su primera reunión bilateral

Si para el anterior ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, recuperar la soberanía sobre Gibraltar era casi una obsesión, el nuevo titular de la cartera, Alfonso Dastis, cree que también hay otras prioridades en las relaciones bilaterales entre España y Reino Unido en la era del brexit. El futuro de la Roca ha sido el gran ausente en la primera reunión de Dastis en Bruselas con su homólogo británico, Boris Johnson. La cuestión sólo se ha abordado de forma "oblicua", ha dicho el nuevo jefe de la diplomacia Española.

"Tampoco hay que centrarse exclusivamente ni atosigarse con un sólo tema", se ha justificado Dastis en rueda de prensa tras la reunión de ministros de Exteriores de los 28. En todo caso, Dastis ha querido dejar claro que el hecho de que no haya abordado en profundidad con Johnson la cuestión de Gibraltar no significa que vaya a cambiar la política defendida por su antecesor. "No era el momento y sólo teníamos pocos minutos", ha alegado.

García-Margallo sostenía que el brexit constituye una "oportunidad histórica" para recuperar la Roca y le envió a Johnson una detallada carta acompañada de un memorándum explicando sus propuestas. "La política no ha cambiado", ha insistido Dastis. "Tenemos un problema que sin duda vamos a resolver en el futuro, que es el de Gibraltar, pero ya habrá tiempo", ha agregado.

Una "relación estrecha" tras el brexit

La reunión bilateral celebrada este lunes fue solicitada por el equipo del ministro de Exteriores británico. Los dos mandatarios han hablado de Siria y Rusia y han expresado la voluntad de mantener una "relación estrecha" entre Londres y Madrid tras el brexit, ya que hay un gran número de españoles que viven en Reino Unido y viceversa y los dos países tienen fuertes vínculos económicos.

El ministro de Exteriores británico boicoteó la "cena del pánico" celebrada este domingo por los 28 para debatir el impacto de la elección de Donald Trump como presidente de EEUU alegando que el alarmismo de sus colegas no está justificado. Johnson ha insistido este lunes en que la victoria del candidato republicano podría ser positiva para Europa. "Donald Trump es un hombre de negocios y creo que eso puede ser algo bueno para Reino Unido pero también algo bueno para la UE", ha asegurado el jefe de la diplomacia británica.

La victoria de Trump ha dado un impulso a la creación de una política europea de defensa. Los ministros de Exteriores y de Defensa de la UE han acordado este lunes acelerar los preparativos para mejorar la coordinación y lograr una mayor autonomía en materia de seguridad. Alemania, Francia, Italia y España constituyen el núcleo duro de esta iniciativa. En campaña, el candidato republicano dio a entender que no acudirá en auxilio de los países de la OTAN en caso de agresión externa, por ejemplo de Rusia, a menos que aumenten el gasto en defensa. 

España no aumentará el gasto militar

En la actualidad, sólo cuatro países europeos -Reino Unido, Grecia, Estonia y Polonia- cumplen el objetivo marcado por la Alianza de dedicar el 2% del PIB a gasto militar. España es el tercer país que menos gasta (el 0,91%). La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, ha dado a entender que no tiene intención de aumentar el presupuesto en defensa, al menos a corto plazo, porque España da prioridad a cumplir los objetivos de reducción del déficit pactados con la UE.

"En lugar de un nuevo y caro cuartel militar, que es innecesario y duplica al de la OTAN, en lugar de soñar con un Ejército europeo, la respuesta más fácil y simple a una presidencia de Trump es que los países europeos, algunos bastante ricos, aumenten su gasto en defensa y cumplan el compromiso del 2%", ha reclamado el ministro de Defensa británico, Michael Fallon. 

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha repetido que el objetivo "no es crear un Ejército europeo". "Se trata de crear una política de seguridad y defensa de la UE más creíble y eficaz que la que tenemos ahora", ha asegurado. Para Mogherini, la UE debe poder actuar de forma independiente y autónoma de Estados Unidos. "La UE es una superpotencia", ha subrayado.