Ciudadanos

Ciudadanos pide condenar las agresiones contra cualquier diputado en su declaración institucional

La propuesta defiende al marco constitucional del 78 y pide a los grupos que "el debate político transcurra por los cauces del respeto y la tolerancia".

Los momentos del intento de agresión a la salida de los diputados de C´s en el Congreso.

Los momentos del intento de agresión a la salida de los diputados de C´s en el Congreso.

  1. Ciudadanos
  2. Protestas sociales
  3. Congreso de los Diputados
  4. Investidura
  5. Diputados
  6. Agresiones

Ciudadanos ha enviado este miércoles a los grupos parlamentarios la declaración institucional con la que espera que el Congreso condene las agresiones sufridas por algunos de sus diputados la semana pasada. El documento, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, pide a las fuerzas políticas que la "legítima discusión y el debate político transcurran, en todo momento, por los cauces del respeto y la tolerancia".

La declaración quiere que el Congreso muestre "su rotundo rechazo a todo tipo de agresión, coacción o vejación dirigido contra cualquier miembro de esta Cámara o del resto de instituciones democráticas". Y "manifiesta su compromiso con la defensa de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución del 78".

Necesita unanimidad

La declaración institucional del Congreso exige el respaldo unánime de todos los grupos para ser aprobada. El texto, que puede ser negociado, obliga a las fuerzas parlamentarias a fijar posición. Ciudadanos se ha mostrado muy crítico con la actitud de Podemos ante los hechos sucedidos a la salida del Congreso tras la investidura de Rajoy. Algunos manifestantes de Rodea el Congreso insultaron y lanzaron monedas, botellas y todo tipo de objetos a varios diputados y dirigentes de Ciudadanos, como Begoña Villacís, Félix Álvarez y Patricia Reyes. La Policía revisa las imágenes de las cámaras de seguridad para identificar a los agresores.

En la exposición de la propuesta, titulada Declaración institucional ante las agresiones acontecidas al término de la sesión de investidura del 29 de octubre, el partido quiere expresar su "rechazo a toda conducta violenta ejercida contra las instituciones democráticas y sus representantes". 

"Los partidos reiteramos nuestro compromiso con los valores de la democracia representativa que encarna la Constitución de 1978, bajo la cual nuestro país ha conocido los años más prósperos de su historia", dice el texto.

Ciudadanos también defiende el "derecho fundamental básico la libertad de reunión y manifestación, así como la libre expresión del descontento de la ciudadanía". Pero también asegura que "el ejercicio de la función representativa exige un clima de respeto que no puede ser quebrantado con comportamientos violentos y coactivos que limiten la libertad de aquellos que han sido elegidos democráticamente para representar a los ciudadanos".

La declaración completa

Lea a continuación el documento completo de Ciudadanos:

Declaración institucional ante las agresiones acontecidas al término de la sesión de investidura del 29 de octubre

Ante los sucesos acaecidos a la salida del Congreso de los Diputados tras la sesión de investidura del sábado 29 de octubre, donde un grupo de diputados y trabajadores del Parlamento fue objeto de insultos, lanzamiento de objetos y vejaciones por parte de un grupo de manifestantes, los partidos representados en la Cámara queremos expresar nuestra condena a estos comportamientos y nuestro rechazo a toda conducta violenta ejercida contra las instituciones democráticas o sus representantes.

Los partidos reiteramos nuestro compromiso con los valores de la democracia representativa que encarna la Constitución de 1978, bajo la cual nuestro país ha conocido los años más prósperos de su historia. En coherencia con ese respeto constitucional, defendemos como un derecho fundamental básico la libertad de reunión y manifestación, así como la libre expresión del descontento de la ciudadanía. Pero igualmente, entendemos que el ejercicio de la función representativa exige un clima de respeto que no puede ser quebrantado con comportamientos violentos y coactivos que limiten la libertad de aquellos que han sido elegidos democráticamente para representar a los ciudadanos.

Por lo tanto, conductas como las que tuvieron lugar tras la sesión de investidura del pasado sábado, sean cuales sean sus orígenes y se dirijan contra cualesquiera representantes públicos, constituyen un ataque a las instituciones democráticas que debe ser condenado y en ningún caso alentado o tolerado por aquellos que dicen respetar la democracia y el Estado de derecho.

Desafortunadamente, no es la primera vez que tienen lugar conductas similares a las puertas de distintas instituciones públicas, motivo por el que los partidos queremos subrayar la necesidad de que la discusión política transcurra en un ambiente de libre confrontación de las ideas, de diálogo y de respeto a las instituciones y sus actores. La responsabilidad nos exige a los representantes públicos en este nuevo tiempo hacer del diálogo un valor frente al odio y la intolerancia, convertir el debate en un arma más potente que el insulto y no aceptar nunca la violencia como herramienta para la discrepancia política.

Por todo ello, con esta declaración institucional, el Congreso de los Diputados:

-Muestra su rotundo rechazo a todo tipo de agresión, coacción o vejación dirigido contra cualquier miembro de esta Cámara o del resto de instituciones democráticas.

-Manifiesta su compromiso con la defensa de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución del 78.

-Y solicita la colaboración de todos los actores políticos, los poderes públicos y del conjunto de la sociedad para que la legítima discusión y el debate político transcurran, en todo momento, por los cauces del respeto y la tolerancia necesarios para el correcto desempeño de la función representativa que los ciudadanos nos han encomendado.