Imágenes

Así quedó el CIE de Murcia tras el motín de los inmigrantes

El estado de las instalaciones da muestras de la tensión vivida durante el incidente en el que se fugaron 67 personas.

Durante el suceso se provocaron daños y desperfectos.

Durante el suceso se provocaron daños y desperfectos.

  1. Inmigrantes
  2. Murcia (Ciudad)
  3. Policía Nacional

Puertas y lámparas arrancadas, una cocina volcada, comida esparcida por los pasillos, numerosas pertenencias por los suelos... Este es el estado que presentaba esta mañana el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde (Murcia) del que durante la noche se escaparon un total de 67 inmigrantes después de que uno de ellos fingiera sentirse indispuesto.

Los internos protagonizaran un motín en las instalaciones, que se saldó con cinco agentes de Policía Nacional heridos y numerosos desperfectos y daños tal y como se acredita en las imágenes a las que ha tenido acceso este periódico. En ellas se aprecian daños provocados en las instalaciones y muestras de lo sucedido durante la noche de altercados.

Sobre las 21.00 horas, uno de los inmigrantes fingió estar enfermo y, cuando los agentes que custodiaban las instalaciones dieron acceso a la ambulancia que iba a atenderlo, los internos protagonizaron el motín, según informa Europa Press fuentes, que cita fuentes de la Policía Nacional. Los internos agredieron a cinco agentes con extintores y cuchillos que obtuvieron porque consiguieron acceder a la cocina del Centro. Los policías resultaron heridos con policontusiones, aunque ninguno de ellos se encuentra en estado grave.

En total, en el CIE había 127 inmigrantes internos en el momento del suceso, de los que se fugaron 67. La Policía Nacional, con patrullas de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, habilitó inmediatamente un dispositivo especial de búsqueda con la colaboración de los cuerpos de Policía Local de Molina de Segura y de Cartagena que se ha saldado, de momento, con la detención de 38 de los 67 fugados.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha deseado en un comunicado "la pronta recuperación de los compañeros brutalmente agredidos la pasada noche por los internos del CIE, cuando prestando un servicio humanitario, intentaban socorrer a un inmigrante con un supuesto ataque al corazón" y ha exigido el cierre "inmediato" del centro en tanto en cuanto no se solucionen "absolutamente todas las carencias que presenta en materia de seguridad para los internos y los propios compañeros".