El PSOE, partido en dos

La nueva vida del diputado Pedro Sánchez

El ex líder del PSOE no renuncia a su escaño y trabajará en el Congreso. Eso sí, cobrando menos.

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

  1. PSOE
  2. Congreso de los Diputados
  3. Pedro Sánchez
  4. Susana Díaz
  5. Comité Federal PSOE

Lo tumbaron. El sábado, después de 12 horas de un caótico Comité Federal, Pedro Sánchez dimitió como secretario general del PSOE. Mientras el partido, ahora descabezado, trata de retomar el rumbo y coser las heridas desde la comisión gestora, Pedro Sánchez ha anunciado lo que todavía no quedaba claro: se queda como diputado.

"Tengo un compromiso con los electores y voy a seguir trabajando desde mi escaño de diputado para mejorar la vida de los ciudadanos", ha afirmado este lunes. Así, deja claro que no va a abandonar el grupo parlamentario socialista. 

La vida de Pedro Sánchez ahora cambia. Al menos en lo laboral. El ex secretario general pasará a cobrar como el resto de los diputados. Es decir, un salario base mínimo de 2.813,87 euros mensuales, que se complementa con sus correspondientes “indemnizaciones” dedicadas a cubrir los “gastos que les origine la actividad de la Cámara”: 1.823 euros al mes extra para los diputados de circunscripciones distintas a Madrid y 870 euros para los electos por esta provincia.

Hasta ahora, por ser el líder del partido, Sánchez recibía al mes 4.443,7 euros netos al mes en 14 pagas (2.025,99 euros como diputado y 1.547,15 como presidente del grupo parlamentario).

Así, Sánchez acudirá como un diputado más al Pleno del Congreso de los Diputados de este martes. La incógnita ahora es saber dónde se sentará y si conservará o no su lugar habitual, el que ha ocupado como líder del grupo parlamentario. Justo antes del pleno de este martes tal vez se pueda despejar esta incógnita. Y es que se celebra una reunión del grupo que acaso aclare cuál es el nuevo asiento de Sánchez. Pase lo que pase, el morbo está servido y se trata de una situación inédita para el hasta ahora secretario general de los socialistas. 

Confía en la militancia

Más allá del asiento que ocupe en el hemiciclo, Pedro Sánchez sigue centrando sus mensajes en la militancia, su gran apoyo. Después de que el sábado admitiera que dimitía porque “pensaba que la voz tenía que ser dada a los militantes” para confirmar que el PSOE iba a “votar ‘no’ a Mariano Rajoy”, pero el resultado de la votación fue "adverso”, Sánchez insistió: "Hoy más que nunca hay que estar orgulloso de se militante". 

También este lunes, tras anunciar que se queda como diputado, ha vuelto a apuntarlo: "Hoy más que nunca la militancia del PSOE es lo más importante. Sois la voz de este partido. Debemos permanecer unidos", les ha dicho.

Las referencias constantes a la militancia no son casuales. Pedro Sánchez todavía no lo ha perdido todo y podría volver a ser el líder del PSOE. Primero tendría que presentarse a las primarias para ser elegido como candidato a la presidencia del Gobierno o presentarse al Congreso Federal para ser elegido como secretario general. Así, tendría que enfrentarse a otros compañeros que quisieran competir por el puesto- uno de los nombres que suena es el de Susana Díaz-.

No obstante, a pesar de que este sábado ha quedado reflejado que Sánchez no cuenta con la mayoría de los apoyos dentro del Comité Federal, está convencido de que tiene a la militancia de su lado.

"Pronto", cambios en los grupos parlamentarios

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha asegurado este lunes que la gestora no ha tratado el asunto de si se mantienen los mismos nombres en la dirección de los grupos parlamentarios. "Mañana no se va a decidir ningún cambio en los grupos, habrá algún cambio pronto, pero no serán drásticos, habrá algún cambio pero no una revolución", ha explicado. De este modo, tanto Antonio Hernando en el Congreso como Óscar López en el Senado seguirán ejerciendo, al menos de momento, sus cargos de portavoces.

Fernández acudirá este martes al Congreso a la citada reunión del grupo parlamentario socialista para explicar los "planes de futuro" para el partido a los diputados y senadores tras la crisis de la última semana, que ha dejado un partido dividido, y la dimisión de Sánchez.