GUERRA CIVIL EN EL PSOE

Volver a ser el PSOE

  1. Opinión

Cuando el PSOE es el PSOE los ciudadanos le dan siempre una mayoría suficiente para transformar el país y hacerlo más próspero, más libre y más justo.

Es hora de devolver el PSOE a sus militantes y a sus afiliados, borrar las diferencias que nos separan entre nosotros, hacer un partido más democrático, convertir a nuestra organización en lo que siempre fue: un instrumento de la clase trabajadora para la prosperidad y para la libertad.

Es hora de devolver el PSOE a sus militantes y a sus afiliados

Durante los últimos años hemos asistido a una brecha creciente entre los dirigentes federales del PSOE y los votantes fieles a nuestras siglas. Me detiene recurrentemente la gente por la calle y me espeta: -“Carmona, soy socialista, fui votante del PSOE y me gustaría volver a votar al PSOE”. Y yo pienso : ¿Por qué no les damos motivos para hacerlo?

La Ejecutiva Federal saliente ha protagonizado las peores derrotas de nuestra organización. De resultado histórico a resultado histórico junto con una autocomplacencia dramática y una satisfacción inconsciente por ganar a las encuestas.

Perdida la hegemonía en la izquierda tras las últimas elecciones gallegas y vascas sólo queda la reconstrucción del PSOE. Devolver el partido a los militantes y comenzar una nueva etapa más democrática y en la que seamos capaces de echarnos el país sobre nuestros hombros cuando los ciudadanos recobren la confianza en nosotros mismos.

Perdida la hegemonía en la izquierda tras las últimas elecciones gallegas y vascas sólo queda la reconstrucción del PSOE

Todos nos sobresaltamos ayer cuando Felipe González reconocía que Pedro Sánchez era partidario de la abstención mientras otros defendíamos el "no" a las políticas de Rajoy. Porque un socialista siempre tiene que decir lo que piensa, pensar lo que dice y ser lo que parece.

La Ejecutiva Federal, la mitad más uno, asume la responsabilidad de no haber sabido gestionar una organización que merece un mejor futuro. Eso nos lleva a que, según nuestros estatutos, se le devuelve el partido a sus militantes y, por lo tanto, el máximo órgano de representación de estos, el Comité Federal, toma las riendas de la organización.

La Ejecutiva Federal, la mitad más uno, asume la responsabilidad de no haber sabido gestionar una organización que merece un mejor futuro

El Comité Federal convocará un congreso en el que puedan participar todos y cada uno de los afiliados, con tranquilidad, con una ponencia marco, con reflexión y con recursos, y no un congreso exprés que pretendía convertir a nuestra organización en una sola voz.

Como siempre hemos hecho, será una gestora quien vele por la neutralidad en el proceso y el adecuado desenvolvimiento del partido. Un proceso que logrará que volvamos a sentirnos de los nuestros.

En el horizonte nos queda un arduo trabajo de devolver el partido a los militantes, de reconstruir la organización, de ser útiles a España, de volver a ser instrumento de los trabajadores.

De volver a ser el PSOE.

*** Antonio Miguel Carmona es concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid.