Rafael Hernando

El PP ultima una reforma para acortar la campaña y no votar el día de Navidad

El resto de partidos apoyarán previsiblemente la medida. Los populares proponen que los españoles residentes en el extranjero no tengan que volver a solicitar el voto.

Hernando durante la sesión de investidura de Rajoy

Hernando durante la sesión de investidura de Rajoy Agencia EFE

  1. Rafael Hernando
  2. Senado
  3. Convocatoria elecciones
  4. PP Partido Popular

A 35 días para la disolución de las cortes, el Partido Popular ya tiene la mirada puesta en las terceras elecciones. Los populares presentarán el próximo viernes su proposición no de ley de reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) para evitar que unas hipotéticas nuevas elecciones generales se celebren el día de Navidad, el resto de grupos parlamentarios ya tienen encarrilado el acuerdo que recogerá recortes de los plazos legales, gastos y requisitos para las candidaturas. El PP también propone que los españoles residentes en el extranjero no tengan que volver a solicitar el voto.

Así lo ha avanzado el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que ha explicado que su plan es que su propuesta pueda ser debatida en el primer pleno del Congreso del mes de octubre y aprobada en la Cámara tras un corto plazo de enmiendas en la tercera semana del mes.

Antes de la disolución de las Cortes

La iniciativa pasaría al Senado en la última semana de octubre, a tiempo para que fuera aprobada y publicada en el BOE el viernes 28, sólo unos días antes de la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones el 31 de octubre.

Hernando ha relatado que su iniciativa implantará un formato especial del proceso electoral, que permitirá que las candidaturas, coaliciones o agrupaciones de electores que concurrieron a las elecciones de junio no tengan que cumplimentar de nuevo los requisitos para poder acudir a los comicios de diciembre, que se celebrarían el día 18.

A falta del texto de la proposición de ley, su propuesta no implicaría una reducción expresa de la campaña electoral, sino del plazo de 54 días entre la convocatoria electoral y la fecha de los comicios.

El portavoz del PP ha garantizado que su partido no quiere que se repitan las elecciones, aunque existe una "realidad" y es que, a su juicio, algunos quizá obliguen a todos los españoles a repetir los comicios."Si hay que repetir las elecciones que sea lo menos gravoso para los ciudadanos", ha proclamado.