San Fermín

El juez cita al portero del hotel al que Prenda y sus amigos le pidieron una habitación

Irá como testigo tras declarar a la policía que los sevillanos buscaban una habitación "para follar" con la joven.

Pamplona salió a la calle el día 7 para condenar las agresiones.

Pamplona salió a la calle el día 7 para condenar las agresiones.

  1. San Fermín
  2. Agresiones sexuales
  3. Tribunales
  4. Pamplona

El juez que investiga la presunta violación en las pasadas fiestas de San Fermín escuchará el próximo día 30 el testimonio del portero del Hotel Europa, que ha declarado ante la Policía que la noche de los hechos cinco varones andaluces se le acercaron pidiendo una habitación libre "para follar". Junto a ellos iba la joven denunciante, aunque "en una posición más retrasada" por lo que no llegó a hablar con ella.

Según informan a este periódico fuentes jurídicas, M.G.V ha sido citado como testigo por el Juzgado de Instrucción Número 4 de Pamplona la semana que viene. Su relato ha sido incluido en un informe de la Policía Foral. El juez encargó a este cuerpo policial una serie de diligencias pese a que las pesquisas iniciales recayeron sobre la Policía Municipal de Pamplona.

Nuevo testimonio

El informe policial recoge de la siguiente manera la versión de este testigo sobre lo que sucedió esa noche: "sobre los hechos objeto de investigación, el testigo recuerda que la noche del 6 al 7 de julio de 2016, no pudiendo precisar el horario exacto, un grupo numeroso de jóvenes (unos 5 varones) con acento andaluz, se le aproximaron preguntándole si tenía una habitación libre para unas horas o para toda la noche, ya que querían una habitación para follar".

"Junto con el grupo de varones había una chica en una posición más atrasada con la que no llegó a hablar en ningún momento. Tras indicar al grupo que no disponía de ninguna habitación libre, les informó que podían preguntar en dos establecimientos hoteleros próximos; hotel Leyre y Hotel Yoldy, indicándoles la dirección que tenían que seguir". El Hotel Europa en el que trabajaba este testigo temporalmente todas las noches de San Fermín estaba a apenas 120 metros del lugar en el que se conocieron los sevillanos y la joven, concretamente en un banco de la Plaza del Castillo.

Hotel Leyre, ¿un error?

En el primer atestado de la Policía Municipal elaborado sobre los hechos a partir de la declaración de la chica se indicaba que el grupo de jóvenes se paró ante el hotel Leyre (a unos 500 metros de la Plaza del Castillo). Tras la declaración del nuevo testigo serían por tanto dos intentos frustrados de acceder a un hotel esa noche. Sin embargo, fuentes conocedoras de la investigación manifiestan sus dudas acerca de que el grupo visitase dos establecimientos.

Tanto la denunciante como los detenidos en sus declaraciones se refieren en todo momento a un sólo hotel, nunca a dos. Las fuentes consultadas apuntan ahora a que lo del hotel Leyre pudo ser un error y que quizá esa noche sólo se acercasen al Hotel Europa. Eso a pesar de que el juez citó a declarar a varios trabajadores del Leyre en el marco de esta investigación para que diesen su versión de los hechos.