CATALUÑA

El Govern ampliará su red exterior con 4 nuevas delegaciones pese al fiasco de Lisboa

Romeva anuncia nuevas sedes en las ciudades europeas de Copenhague, Varsovia, Zagreb y Ginebra.

El consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat de Cataluña, Raül Romeva, junto a la de Presidencia, Neus Munté.

El consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat de Cataluña, Raül Romeva, junto a la de Presidencia, Neus Munté. EFE

  1. Generalitat de Catalunya
  2. Raül Romeva
  3. Cataluña

El Govern ha iniciado el curso político con el anuncio de la creación de cuatro nuevas delegaciones en el exterior. A pesar de contar con los Presupuestos prorrogados, el conseller de relaciones institucionales y exteriores, Raül Romeva, ha avanzado la intención de abrir sedes en Copenhague, Varsovia, Zagreb y Ginebra. El anuncio del conseller llega 24 horas después de la inauguración de la 'embajada' de Lisboa, a la que no asistió ninguna autoridad portuguesa.

Según Romeva, la apertura de estas sedes responde a la “voluntad de tener voz propia en el mundo” y de “explicar lo que pasa en Cataluña y las circunstancias de este país”. La conselleria de Exteriores ha elegido estas ciudades por considerarlas “estratégicas” y con la intención de que estas delegaciones actúen como “hubs” para cubrir distintos ámbitos geográficos.

Así, la delegación de Copenhague buscará abarcar la área de todos los países nórdicos. La de Varsovia incluirá la zona báltica (Estonia, Letonia y Lituania) mientras que la de Zagreb tratará de abarcar la zona de los Balcanes. Según Romeva, la intención de la sede de Zagreb también es la de "preparar otras zonas de influencia" como Grecia, Moldavia y Bulgaria. “Nuestra acción exterior no va contra nadie”, ha afirmado Romeva, “sino a favor de que Cataluña pueda tener voz propia y participar en los debates globales”.

“No se trata de estar en todos los sitios, sino de llegar a todos”, ha explicado Romeva, que ha asegurado que las nuevas sedes -”austeras y eficaces”- permitirán al Govern “abrir nuevas áreas de influencia”. La sede de Ginebra, en cambio, responde a la intención de “influir en las relaciones multilaterales”. 

El Govern, sin embargo, no tiene ahora mismo fondos para sufragar estas delegaciones. Romeva ha confirmado que requerirá aprobar unos nuevos Presupuestos para llevar a cabo este plan. Si bien no ha querido avanzar nada, ha confirmado que la propuesta que se negociará con la CUP para 2017 contempla una partida similar a la propuesta de 2016 en materia de acción exterior de la Generalitat. Ese proyecto presupuestario preveía 34,1 millones para ese campo, que también incluye la cooperación internacional.