Violación de San Fermín

El militar detenido por violación en San Fermín niega las acusaciones

Asegura que la denuncia de la joven es falsa. Él y sus cuatro compañeros llevan mes y medio en prisión.

De izquierda a derecha: Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, José Ángel Prenda Martínez, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena y el guardia civil Antonio Manuel Escudero Domínguez.

De izquierda a derecha: Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, José Ángel Prenda Martínez, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena y el guardia civil Antonio Manuel Escudero Domínguez.

  1. Violaciones
  2. San Fermín
  3. Agresiones sexuales

"Todos los hechos denunciados por la supuesta víctima están siendo contrarrestados por las defensas de los denunciados". Así de contundente se muestra el abogado de Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, el militar detenido junto a cuatro amigos sevillanos en las pasadas fiestas de San Fermín acusados de violar a una chica de 18 años. Todos ellos llevan mes y medio en prisión por unos "unos hechos de extrema gravedad, ejecutados en grupo y de manera reiterada, con múltiples penetraciones", según el juez encargado del caso.

El letrado afirma en cambio -en un documento remitido a EL ESPAÑOL- que los hechos "no son en absoluto" ciertos, aunque admite que la investigación se encuentra en fase de instrucción. Los cinco jóvenes fueron detenidos la mañana del 7 de julio, horas después de que la joven presentase una denuncia por violación ante la Policía Municipal de Pamplona. El juez de instrucción número 4 de la capital navarra les envió a prisión tras visionar un vídeo que ellos mismos grabaron de los hechos.

Testimonio "contundente"

El 29 de julio, la Sección Primera de la Audiencia de Navarra desestimó el recurso presentado por los detenidos y confirmó la decisión del juez de mantener a los cinco en la cárcel por un delito agresión sexual y robo con violencia o intimidación. Los jueces de la Audiencia consideraron que "el testimonio de la denunciante, con independencia de determinados matices y detalles, ha sido contundente y reiterado en los aspectos esenciales de los hechos".

Los magistrados otorgaban especial relevancia al vídeo grabado por los jóvenes: "ostenta gran importancia al permitir la observación de una situación acorde con la realidad de los actos de naturaleza sexual denunciados y que se corresponde con la narrada por la denunciante". En el mismo sentido se pronunció el juez de instrucción que investiga los hechos en un auto firmado el pasado 9 de agosto en el que se detallaba como los cinco jóvenes "se animaban y jaleaban entre sí", "se reían de la víctima" o pedían turno para realizar las penetraciones.

"Información sesgada"

El abogado de Alfonso Jesús Cabezuelo insiste en que estas afirmaciones son "falsas" y acusa a este periódico de publicar "información sesgada" y de vulnerar el derecho al honor y a la intimidad de su cliente. En su escrito, el representante legal de Cabezuelo mantiene que los hechos denunciados por la joven presuntamente violada están siendo "contrarrestados por las defensas de los denunciados", sin aportar más datos. En concreto, el letrado hace referencia a tres publicaciones realizadas por este diario. En la primera, se informaba sobre la existencia de un vídeo de los hechos, extremo confirmado por todas las partes implicadas.

La segunda noticia objeto de queja por parte de este abogado es la que informaba de la retirada de destino a uno de los detenidos, guardia civil de profesión. Esta decisión fue comunicada por la Dirección General de la Guardia Civil por medio de un comunicado oficial. En la tercera información se da cuenta de la investigación policial que llevó al arresto de los acusados así como detalles de sus antecedentes policiales o el relato de la víctima al que tuvo acceso EL ESPAÑOL en exclusiva.

El representante de legal de Alfonso Jesús Cabezuelo requiere la retirada de estas informaciones y una disculpa a su cliente para aminorar el daño provocado a su "honorabilidad". Solicita además que en el futuro se utilicen expresiones como "presunto" o "supuesto" en las informaciones que hagan mención a su cliente por estos hechos, algo que EL ESPAÑOL ha venido realizando en todas sus informaciones. Sólo en las tres noticias aludidas (una de ellas recogida de agencias) las palabras "presunto" o "supuesto" aparecen hasta en ocho ocasiones para referirse a los hechos denunciados.