LA NUEVA LEGISLATURA

Podemos y sus socios pedirán al PSOE cuatro grupos parlamentarios

En Comú, En Marea y Compromís quieren tener voz propia en el Congreso de los Diputados. 

Pablo Iglesias y sus socios territoriales.

Pablo Iglesias y sus socios territoriales.

Pablo Iglesias y sus socios territoriales quieren tener cuatro grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados en la próxima legislatura: uno para Unidos Podemos y otros tres para En Comú, Compromís y En Marea, respectivamente. Su intención es reclamar al PSOE que permita esta opción, teniendo en cuenta que es probable que en la Mesa del Congreso haya mayoría de izquierdas. Si el partido presidido por Pedro Sánchez así lo quiere, Podemos y sus aliados tendrán esos cuatro grupos que ansían.

Estas intenciones de Iglesias y sus confluencias en Cataluña, Valencia y Galicia eran de esperar, teniendo en cuenta que en la anterior legislatura ya lo intentaron, aunque entonces la Mesa del Congreso frustró esa posibilidad. Diversas fuentes de Unidos Podemos han confirmado a EL ESPAÑOL que en esta ocasión volverán a intentar esta opción. La novedad es, añaden estas fuentes, que ahora habrá una mayoría de izquierdas en la Mesa del Congreso que puede facilitar que haya luz verde.

Nueve miembros elegidos el 19 de julio

La elección de los nueve miembros de la Mesa del Congreso y del presidente de la Cámara se llevará a cabo en la sesión constitutiva de las Cortes, el próximo 19 de julio. Según explican desde Unidos Podemos, teniendo en cuenta los resultados del 26 de junio, a ellos les corresponderían dos de los nueve representantes de la Mesa, otros cuatro serían del PP y tres del PSOE. Por ello, la suma de socialistas y morados sería mayoritaria en este órgano del Parlamento. 

Así las cosas, los votos de Podemos y PSOE podrían servir para que el partido de los círculos y sus socios consigan sus ansiados cuatro grupos. "Todo depende del PSOE, porque tenemos claro que los representantes en la Mesa del PP y Ciudadanos -si es que, como parece, el PP le cede un representante- van a votar en contra", comentan a este diario fuentes de las confluencias.   

¿A cambio de Patxi López como presidente?

Por ahora, el debate político está centrado en la gobernabilidad y apenas se ha hablado del número de grupos parlamentarios que habrá en la legislatura que ahora se inicia. Pero, sin duda, en los próximos días empezará la discusión pública acerca de este asunto que tanto dio que hablar tras el 20 de diciembre. En este caso, quizás el debate sobre el reparto de grupos se entremezcle, por fuerza, con el debate sobre la presidencia del Congreso. Si el PSOE quiere que Patxi López vuelva a ser el presidente de la Cámara, lo tendría mucho más sencillo apoyando la creación de los cuatro grupos que demandan Podemos y sus aliados. 

De todos los socios territoriales de Podemos, sin duda el caso de En Comú Podem es el más llamativo, teniendo en cuenta que la coalición liderada por la formación de Ada Colau cumple todos los requisitos para tener grupo parlamentario propio. Como ya detalló este diario en su momento, en el artículo 23 del Reglamento del Congreso está la clave para entender qué partidos pueden formar grupo.

En Comú Podem cumple los requisitos

Con 15 diputados, el grupo puede constituirse sin más requisitos. Con al menos 5, es necesario además haber cosechado en las urnas el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se hayan presentado o el 5% del total estatal. Sin embargo, la citada norma especifica que “en ningún caso pueden constituir Grupo Parlamentario separado Diputados que pertenezcan a un mismo partido”. Más allá de la norma teórica, en la práctica la Mesa decide ser más o menos flexible a la hora de permitir los grupos propios. 

La alianza catalana de Podemos obtuvo ese 15% necesario en todas las circunscripciones de Cataluña. Fuentes de En Comú explican a EL ESPAÑOL que su objetivo es tener grupo propio "para dotar de autonomía, soberanía y, por ello, visibilidad al nuevo sujeto político que se creará en Cataluña en septiembre", en referencia al partido en ciernes liderado por Colau y los suyos. Igualmente, los socios de Podemos en Galicia, En Marea, y en Valencia, Compromís, desean tener grupo propio en el Congreso. Todos ellos destacan su buena relación con Podemos y afirman que Iglesias y los suyos siempre han mostrado su "compromiso" con esta opción. Otra cosa es lo que decida finalmente la Mesa del Congreso que se constituya el próximo 19 de julio. 

El caso de IU, buscando la visibilidad de Garzón

Quien es seguro que no tendrá grupo propio entre los aliados de Podemos es Izquierda Unida. Desde la formación que dirige Alberto Garzón afirman que "no podemos querer grupo propio porque lo impide el reglamento del Congreso". "Hemos ido a estas elecciones con una coalición de carácter estatal que se corresponde con el grupo de Unidos Podemos", agregan. Es decir, su caso es distinto al de las confluencias territoriales. 

"La voluntad de IU -añaden estas fuentes- es garantizar su visibilidad en el grupo de Unidos Podemos". Justo eso, la visibilidad de Garzón, es lo que pretenden garantizar en Podemos. Este mismo miércoles, en una entrevista en El Diario, Iglesias apuntaba a que no va a pelear por los tiempos de intervenciones y recordaba que ya se repartió los turnos con otros portavoces en la pasada legislatura.