CRISIS INTERNA

Los errejonistas pedirán a la dirección de Podemos revisar la alianza con IU

Los afines a Errejón son mayoría en el Consejo Ciudadano que se celebra el próximo sábado. 

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se saludan con efusividad.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se saludan con efusividad.

  1. Íñigo Errejón
  2. Unidos Podemos
  3. Consejo Ciudadano de Podemos
  4. Podemos
  5. Pablo Iglesias
  6. IU

El Consejo Ciudadano de Podemos se reúne el próximo sábado en Madrid. Será la primera cita de los dirigentes del partido morado tras el batacazo electoral del 26-J. En el clima de tensión interna entre errejonistas y pablistas que se ha reabierto en los últimos días, los afines a Íñigo Errejón pedirán al resto de la dirección "revisar" la alianza con Izquierda Unida, según aseguran a EL ESPAÑOL fuentes de Podemos. 

No se trata de pedir que se rompa abruptamente el acuerdo con IU ni descartarlo por completo para el futuro. Se trata, según explican estas fuentes, de reclamar a sus correligionarios una reflexión sobre si es conveniente o no continuar con esta confluencia en los términos en que se hizo en las pasadas elecciones generales. 

En el contexto de la búsqueda de los motivos del fracaso, en Podemos se ha hablado sobre todo de dos teorías que se corresponden con las dos principales corrientes internas. Los fieles a Errejón arremeten contra la coalición con IU -auspiciada por los pablistas- y la califican como el principal factor del fiasco electoral. Los más afines a Iglesias defienden esa alianza como mejor vehículo para el futuro y censuran el estilo moderado de la campaña -decidido por los errejonistas- como clave de la derrota. El propio líder del partido, en cambio, niega que ambas cuestiones hayan sido decisivas. 

El sector mayoritario

El sector más cercano a Errejón es mayoritario en el seno del Consejo Ciudadano, que está formado por más de ochenta consejeros. Así las cosas, además del propio número dos de Podemos son muchos quienes pueden alzar la voz en la reunión para reclamar a sus compañeros de filas la citada "revisión" del pacto con IU. Los más próximos a Pablo Iglesias y los anticapitalistas no se plantean volver atrás respecto a IU. Por tanto, la discusión será compleja. 

No obstante, las fuentes citadas recuerdan que en el partido morado este tipo de discusiones sobre estrategia o táctica política son habituales y afirman que nada tienen que ver con las típicas disputas internas de los viejos partidos. Por ello, dicen, no se trata de rebelarse o enfrentarse, sino de proponer una discusión que consideran necesaria para el futuro del partido. 

Errejón marca el camino...y pide unidad

La pasada semana el propio Errejón ya señaló en esta dirección al apuntar en Televisión Española que la confluencia con IU "no ha funcionado" en las urnas y al decir que es hora de "evaluar" la misma. El número dos de Podemos decía que "dos más dos no han sumado cuatro" sino que "han sumado menos", en clara referencia a las advertencias que él mismo y sus afines habían pronunciado antes de las elecciones, cuando aseguraban que "en política, la suma de siglas a veces no suma, sino que resta y divide".

Eso sí, después Errejón quiso dejar claro con sus palabras y sus hechos que no existen las discrepancias que se dicen en el seno de Podemos. Para empezar, el número dos del partido morado enviaba un mensaje de unidad en Twitter: "Somos exigentes y tenemos voluntad de victoria y futuro, por eso la autocrítica y debate. Pero que nadie se confunda: juntos, codo a codo". Después, aparecía junto a Iglesias en la reunión que ambos mantuvieron el pasado viernes en la sede del partido morado con sus diferentes socios.

El cierre de filas 

Tanto en ese encuentro del viernes como en otro del sábado con los líderes autonómicos de Podemos se escenificó lo mismo: un cierre de filas en torno al líder, Pablo Iglesias, cuyo liderazgo nadie discute, al menos de momento. En ambos casos, el mensaje principal coincide con las apreciaciones del propio secretario general acerca de los motivos del mal resultado del 26-J. En síntesis, se impone la teoría del "voto del miedo" y de descartar tanto la confluencia con IU como el tono de la campaña como principales motivos del fracaso electoral. 

Es de esperar, por tanto, que en este encuentro del Consejo Ciudadano de Podemos del sábado vuelva a escenificarse la unidad entre los diferentes sectores del partido morado. Pero, eso sí, a puerta cerrada habrá discusiones sobre cómo funcionó el pacto con IU en las urnas y sobre el futuro del mismo. Y, en el horizonte, está ese segundo Vistalegre que cada vez parece más cerca.