La comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen.

La comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen. Dario Pignatelli/CE

España

Comisión Europea

Bruselas pide a Rajoy más reformas laborales para reducir el paro

España sigue a la cola de la UE en materia de empleo y protección social pese a la recuperación.

Juan Sanhermelando Bruselas

A pesar de que la economía crece a un ritmo del 3% por tercer año consecutivo, España se mantiene en el vagón de cola de la Unión Europea en materia de empleo y protección social, según el informe anual publicado este lunes por la Comisión. Nuestro país sigue teniendo la segunda tasa de paro más alta entre los 28 países miembros (17,7%, casi el doble que la media del a UE) y también ocupa la segunda posición en paro juvenil (36,6%), aunque en los últimos meses las cifras no paran de bajar. Sólo Grecia, todavía inmersa en su tercer rescate, registra resultados peores

España se encuentra también entre los países de la UE con más paro de larga duración (9,5%) y con un mayor nivel de precariedad en el empleo (el 26,1% de los contratos son temporales), un fenómeno que afecta especialmente a los jóvenes. La tasa de población en riesgo de pobreza o exclusión social se situó en el 27,9% del total el año pasado, mientras que el porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan está en el 14,9%.

Para Bruselas, estas cifras demuestran que el Gobierno de Mariano Rajoy debe reactivar las reformas estructurales, especialmente en el mercado laboral. España estaba entre los países de la UE con "problemas estructurales más grandes" antes de la Gran Recesión y las reformas acometidas hasta ahora han permitido corregir en parte los desequilibrios económicos. Pero los datos de empleo muestran que "todavía no hay razones para ser complacientes", según ha dicho la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, en rueda de prensa.

"El único mensaje que podemos dar (a España) es: continuad con las reformas y continuad con la aplicación de las reformas. Por supuesto estamos hablando del mercado laboral, pero no hay que olvidar la situación macroeconómica ni el resto de políticas que estimulan la inversión en la economía, el I+D, la innovación y la productividad, porque necesitamos también crear empleo", ha resaltado Thyssen.

Los jóvenes, los más perjudicados

Tras el bloqueo político que vivió España el año pasado por la falta de Gobierno, Bruselas intensifica de nuevo la presión sobre Rajoy para que reanude las reformas. El alto nivel de paro y también de deuda hacen que España siga siendo muy vulnerable a un cambio repentino en el sentimiento de los mercados.

"La agenda de reformas estructurales debe reactivarse, evitando cualquier paso atrás en las reformas pasadas, con el objetivo de continuar reequilibrando la economía, hacer que los parados vuelvan a trabajar y aumentar la productividad y el potencial de crecimiento de España", señala el último informe sobre España publicado por la Comisión y el Banco Central Europeo a principios de mes.

En su estudio de este lunes, el Ejecutivo comunitario resalta que la recuperación del mercado laboral continúa y se está reforzando en los últimos meses. Desde 2013, se han creado 10 millones de puestos de trabajo netos en toda la UE. Y en los últimos dos años, el empleo ha aumentado con fuerza en Europa pese a que el crecimiento económico ha sido modesto.

No obstante, Bruselas avisa de que la crisis se ha cebado especialmente con los más jóvenes. Suelen tener más dificultades para encontrar trabajo y están más expuestos al empleo precario, incluidos los contratos temporales. El resultado es que disfrutan de una menor cobertura de protección social y es probable que reciban pensiones más bajas respecto a los salarios.