José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, en una imagen de archivo.

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, en una imagen de archivo. Efe

España EN SU DESPACHO

El Congreso reprueba al secretario de Estado que se reunió con el hermano de González

José Antonio Nieto, ausente del pleno, cuenta únicamente con el respaldo de su Gobierno.

Ana I. Gracia

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha perdido este martes la confianza del Parlamento. Todos los grupos de la Cámara excepto el PP y la abstención de Ciudadanos votaron a favor de su reprobación y pidieron su destitución. La mano derecha del ministro Juan Ignacio Zoido, ausente en el pleno, sufrió el varapalo de los diputados con 167 votos a favor de su reprobación, 131 en contra y 33 abstenciones.

No obstante, la reprobación no es vinculante y Nieto continuará ejerciendo sus funciones como secretario de Estado hasta que el ministro o el presidente del Gobierno así lo deseen. De hecho, tanto Mariano Rajoy como Zoido mantienen intacta su confianza en él.

El Partido Popular defendió la actuación del secretario de Estado, que se reunió con el hermano de Ignacio González en su despacho ministerial, con que no se le puede acusar "de reunirse con un funcionario. ¿Cuánta gente se ha reunido con Pablo González? ¿Tienen que dimitir todos los que se han reunido con él?". Además, el partido conservador alega que la Operación Lezo sigue bajo secreto de sumario y que lo conveniente sería esperar a que se conozca sus detalles para juzgar o no a altas personalidades como Nieto.

Desde la bancada socialista hicieron un retrato de la vinculación de los acusados con este miembro del Gobierno y destacaron la reunión de los tres hermanos González -su hermana Isabel sigue siendo diputada en la Asamblea de Madrid- como el punto de partida de que en esa reunión buscaban información del ministerio del Interior. "En ese encuentro fraternal se interesaron por el director de la Policía y por el secretario de Estado de Seguridad y dos días después Pablo es recibido en su despacho".

Tras hacer un breve repaso a las noticias que cercan a Nieto, desde el PSOE aseguraron que "la situación es insostenible y muchos nos preguntamos que ante estos hechos siga en su puesto. Sigue siendo secretario de Estado porque así lo quiere el señor Zoido".

El portavoz de ERC Gabriel Rufián acuñó el término "hermanos González Dalton" para hacer un breve recorrido sobre las andanzas de Ignacio y Pablo González, en la cárcel de Soto del Real desde hace dos meses. Sin embargo, el parlamentario criticó que los González recibieran un chivatazo que les puso en alerta sobre que le estaban investigando y por eso pidió no la reprobación de Nieto, sino la dimisión de Zoido. "Señores del PSOE, parafraseando a José Luis Ábalos, no es tan malo abstenerse, no es tan malo ser valientes".

Ciudadanos cree que la solución no es "reprobar, porque vamos a acabar reprobando a un director general, o a un secretario técnico o a un ujier". El diputado Miguel Gutierréz recordó que ya se discutió en la comisión de Interior la dudosa relación que Nieto mantuvo con el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid. "Es usted un torpe. En el ejercicio de sus funciones no puede entrevistarse con Pablo González", le espetó.

Unidos Podemos aprovechó esta reprobación para poner encima de la mesa otra vez la idea de que "hay que echar al PP cuanto antes y abrir una etapa de regeneración democrática de las instituciones". Este es, a su juicio, un "motivo más" para buscar una mayoría alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy.