PRIMARIAS DEL PSOE

Alegatos finales de Susana Díaz y Pedro Sánchez: la salvadora del PSOE contra el defensor de la militancia

Los dos favoritos a las primarias socialistas han cerrado esta mañana sus campañas con actos en Trujillo, Susana Díaz, y en Madrid, Sánchez.

E. E. / Agencias

Susana Díaz y Pedro Sánchez han cerrado sus respectivas campañas de cara a las primarias del PSOE con actos en Trujillo y Madrid, respectivamente. La presidenta andaluza ha pedido el voto para "volver a levantar el PSOE para levantar España" ante un Mariano Rajoy que, según ha agregado, "está en el descuento".

"Os pido que nos levantemos y saquemos orgullo para que a partir del lunes levantemos el PSOE para levantar España", ha reiterado la presidenta de Andalucía ante el centenar de militantes que llenaban la sede de la Agrupación Local del PSOE de Trujillo (Cáceres).

Acompañado por el líder de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, Díaz ha dado su palabra de que se comportará "como una buena socialista, en mi casa y en lo público". 

La candidata y presidenta andaluza ha recalcado que "hay que recuperar la moral de la victoria", especialmente "porque a Rajoy le queda lo que tarde el PSOE en levantarse".

"La derecha ya está en el descuento y tenemos que celebrar muy pronto que el PSOE vuelve a ser el partido de las grandes mayorías", ha manifestado.

Otros enfrentan a ciudadanos y territoros

"Mientras unos enfrentan a ciudadanos y territorios, el PSOE solo tiene una bandera, la de la igualdad", ha agregado.

La candidata socialista, que ha mostrado su voluntad de querer ser "la primera mujer en el PSOE para cambiar las cosas desde la izquierda", ha dicho que "lo mejor que le ha pasado a España es el PSOE, pues ha hecho una país más justo e igualitario".

"Hay que mirar a los ojos a millones de ciudadanos para decirles que el PSOE sigue aquí", ha dicho Díaz.

No obstante, ha apuntado que no quiere "el voto del que insulta sino el del respeto, de quien pertenece a un partido con 138 años de historia y que tiene que luchar por la fraternidad".

"Somos la memoria viva de la Transición española, de Felipe y Guerra, que antepusieron un país a su partido, y luego de Zapatero, una persona muy incómoda para la derecha", ha desgranado.

Díaz ha tenido palabras para el líder de Podemos, Pablo Iglesias, de quien que ha dicho que promueve "mociones de censura, escraches y manifestaciones a su mayor gloria", mientras que ella, según ha apuntado, defiende "la dignidad del PSOE, sin que nadie nos haga renunciar a nuestras batallas conseguidas, nuestra historia y nuestro pasado".

Sánchez alerta de "involución" con el programa de Díaz

Por su parte, Pedro Sánchez ha cerrado su campaña a las primarias en el madrileño parque de Berlín, con un acto en el que ha alertado del "riesgo de involución democrática" del programa electoral de Susana Díaz, y ha pedido el voto para "rescatar" al partido de la abstención en la investidura de Mariano Rajoy.

Para el aspirante a liderar el PSOE, muchas de las propuestas de Díaz son "todo lo contrario" a lo que "siempre" ha defendido la organización.

Concretamente, ha cargado contra las pretensiones que, a su juicio, tiene la presidenta andaluza de "esconder a la militancia" y contra la iniciativa de dar créditos a jóvenes estudiantes: "La educación es un derecho, no un endeudamiento", ha subrayado.

Más votos que avales

Sánchez, que se ha mostrado convencido que de ganará las primarias y de que "mañana empieza todo", ha asegurado que una de las primeras medidas que adoptará será abrir las agrupaciones socialistas para que vuelvan a ser un espacio de debate.

"Mañana vamos a decirle a todos los que defendieron la abstención que la corrupción, la desigualdad y la precariedad no se solucionan con más Rajoy ni más PP" y sí "con más PSOE y socialdemocracia", ha dicho, para después subrayar que, gane quien gane el proceso, todos los socialistas se pondrán "detrás".

Por último, Sánchez ha cargado contra los que "han querido ganar las primarias" antes de que se produjera la votación y durante la recogida de avales, donde Susana Díaz cosechó unos 6.000 más que Sánchez: "Vamos a transformar los avales en votos, y habrá muchos más", ha afirmado al término de su discurso, antes de cederle la palabra a una veterana militante del PSOE.